lunes, marzo 8, 2021
Inicio Opinión Columnista Invitado ¿Las víctimas, quienes son las víctimas?

¿Las víctimas, quienes son las víctimas?

Por: Yessenia Bedoya

Colombia es el país de los procesos, hay procesos para todo; para crear una empresa, para casarse, para ser beneficiario de algún programa social, para estudiar, para comprar una casa; todo es un proceso y pues claro, no podíamos dejar a la paz sin uno.

Empresas quiebran…

Matrimonios se divorcian…

Beneficios que no alcanzan…

Escrituras que no se firman…

Paz que no se materializa…

Tantos intentos en toda la historia de nuestra incipiente república por construir una nación en paz, y ningún proceso ha servido. ¿Se han preguntado por qué?

Porque el país esta polarizado, dirán unos…

Porque un sector de la sociedad no perdona, dicen otros…

Porque hay intereses mezquinos y políticos, dirán lo de más allá…

Y todos pueden tener la razón, y todas esas razones son discutibles, debatibles, subsanables; pero a mi criterio, en mi forma de ver el mundo y las cosas, queda faltando lo másimportante: Las Víctimas.

Volvemos a la pregunta, ¿quiénes son las víctimas?

Los campesinos…

Los desplazados…

Los que perdieron familiares y amigos…

Los que perdieron todo su patrimonio…

Los secuestrados y las familias de los que nunca volvieron…

¡Tantas víctimas como hechos podemos contar!

¿Y dónde quedaron los desmovilizados? Aquí muchos ponen el grito en el cielo, se indignan, se enojan y hasta me insultan…. Pues déjame decirte que insultas a las víctimas también.

Se les olvida que todos somos Colombianos.

Se les olvida que ellos también fueron víctimas de la guerra, que de alguna manera cayeron en la ilusión de tener un propósito y lucharon por él, surtieron todo un proceso para alcanzar su fin, pero su proceso fue erróneo y falló; así como el matrimonio se divorcia, la empresa se quiebra, el proceso de las AUC falló.

Muchos;…. ¡Que muchos! La mayoría de los hombres y mujeres que combatieron en las filas de las AUC tuvieron un propósito, eso lo sé, lo puedo asegurar… ellos tenían un ideal, su lucha fue precisa y concreta: la defensa de la democracia y la institucionalidad. ( y quizás por este propósito sustancial les fue negada la sedición)

¿Se equivocaron en el proceso? Si, nadie lo niega ni lo va a negar, es más; todo se ha dicho en cuanta instancia judicial se ha requerido.

A diferencia de los AUC, los combatientes de las farcreclutados a la fuerza en su gran mayoría, y una cifra significativa y vergonzosa desde que eran niños y niñas, arrancados de sus hogares; fueron combatientes del miedo y por el miedo, sin propósito, sin ideal, pero también fueron víctimas en su momento de sus comandantes; y siguen siendo víctimas hoy de su proceso de paz, proceso al que lo único que parece importarle son los réditos políticos de quienes en otrora formaran el estado mayor, pueda alcanzar y conservar; y lo más indigno es que son víctimas de que su dolor, el de sus familias, y sus historias de guerra sean el alimento para la recién invención de ideario social de izquierdas de quienes necesitan conservar y preservarse en el poder ilegítimamente obtenido.

La desmovilización de los AUC nos dejó llenos de víctimas, además del sinsabor por haber abandonado la lucha antisubversiva en el mejor momento militar, cuando la plaga ya estaba controlada y faltaba muy poco para acabarla…. Pero así es la historia y no la podemos cambiar.

El reconocimiento de los excombatientes como víctimas es algo que como sociedad debemos empezar a debatir. Explico el porqué.

¿Cuándo han visto un excombatiente de las farc, a excepción de ya sabemos quiénes, viviendo a sus anchas, desarrollando con total tranquilidad sus proyectos de empresa, académicos o de familia? La respuesta es nunca. A ellos los dejaron relegados a un subsidio que tarde o temprano perecerá, y solo les quedará el estigma de haber sido un guerrillero de izquierdas, un fariano… ese campesino que un día cualquiera estaba jugando en el monte con sus amigos o hermanos dejó de existir, ahora es un paria de la sociedad y debe seguir combatiendo para no volver a delinquir, ahora combate una sociedad podrida por sus instituciones, y solo para creer que puede vivir.

Pero no todo es tan malo, tienen programas para la reinserción, tienen apoyo estatal para educación y trabajo, las ONG a lo largo y ancho del país se pelean por asistirlos, porque los recursos para el proceso de paz con las farc son muy importantes, hay que sacarlos de donde sea y recibirlos de donde vengan; hay que atender esta población, reinsertarlos en la sociedad, hay que hacer que vuelvan a ser ciudadanos útiles para la sociedad… y que voten.

¿Y qué hay de los AUC? … bien gracias!…

¡Si señores! Bien gracias sería la respuesta que mejor definiría el compromiso incumplido, abandonado, tirado y desprestigiado de su proceso de paz fallido.

Fueron y siguen siendo víctimas de un proceso de paz falso, en el que entregaron sus armas, dejaron el combate,quisieron ser parte integral y funcional de la sociedad, pero ahora deben seguir la batalla de poder ser ciudadanos con todos sus derechos.

Fueron y siguen siendo víctimas de las promesas falsas de proyectos de reinserción que nunca fueron más allá de un papel.

Víctimas de la promesa de justicia a cambio de verdad y no repetición…. ¿Y yo les pregunto, repitieron? ¡NO! nadie conoce grupo residual o disidencia de las AUC que sea tan sustancial, combativo y estratégicamente fuerte como lo fueron las originales.

Pero si recibieron a cambio procesos penales irregulares, con violaciones de los acuerdos, del debido proceso, con cambio de reglas abruptamente y a la mitad del camino, que se manifestaron en sentencias y reformas, pero la pena más gravosa de todas: circuncidaron sus derechos políticos.

Los aplacaron como combatientes…

Los humillaron como soldados…

Los mataron como ciudadanos…

¿Victimas? ¡Claro que si! Víctimas del Estado que con mentiras y procesos inconclusos, los tiene sumidos y con la más profunda desidia, en el total olvido y abandono.

…….

Ups! Perdón… rectifico mi afirmación, no los han olvidado, ni los han abandonado, es solo que los recuerdan, y recuerdan que son personas, que tienen familias; cuando la provisión de falsos testigos escasea; ahí si existen… para victimizarlos otra vez, con amenazas, con hostigamientos.

Por las víctimas, por la patria, ¡en pie de lucha!

ÚLTIMAS NOTICIAS