fbpx
jueves, mayo 23, 2024
MÁS

    ¡La muerte cruzada!

    Por : Álvaro Ramírez González

    Guillermo Alberto Lasso Mendoza de 68 años nacido en Guayaquil, gobierna Ecuador con el movimiento CREO, desde el 24 de mayo del 2021, después de intentarlo sin éxito en 2013 y 2017.

    Lasso un rico exbanquero, recibió el Ecuador en unas condiciones económicas muy malas y un endeudamiento muy importante alto.

    Su partido CREO, tenía solo 12 Legisladores más 19 de su aliado el Partido Social Cristiano.

    Pero debió enfrentar al partido del expresidente Rafael Correa, hoy refugiado en Bélgica y condenado en Ecuador por corrupción.

    Aun así el partido de Correa tenía 48 legisladores en la Asamblea Legislativa en frontal oposición al gobierno Lasso.

    Lasso fue presidente del Banco de Guayaquil por 20 años y Ministro de Economía del Ecuador en el gobierno de Jamil Mahuad.

    Lasso se define como un liberal que cree en las buenas ideas y no en ideologías, prometió poner fin a esas políticas de izquierda impulsadas desde el gobierno de Rafael Correa.

    Correa perdió las elecciones con su candidato Arauz, y ha sido un feroz e insaciable opositor de Lasso dirigiendo su bancada desde su exilio forzado en Bruselas.

    Lasso ha debido repartir la torta burocrática con muchos partidos anticorreistas para poder tener gobernabilidad pero la división entre estos partidos no le garantiza hoy nada.

    Con apenas dos años de mandato, Lasso era víctima de las marchas callejeras, y la violencia ordenada por Correa  y además  de un feroz juicio político por parte de la Asamblea Legislativa que buscaba su destitución por el supuesto delito de malversación de fondos, que Lasso niega categóricamente.

    Lasso no ha sido para nada un presidente corrupto como lo fue Correa, ya condenado a prisión y prófugo- exilado en Bélgica.

    Acosado por su inminente destitución, el presidente Ecuatoriano debió acudir a una figura que contempla la constitución de ese país que se llama “muerte cruzada”.

    Consiste en una facultad constitucional que tiene el ejecutivo de cerrar el Congreso, y convocar a nuevas elecciones, pero naturalmente presentando el mismo presidente su renuncia irrevocable al cargo.

    Por eso se llama así, porque el  Ejecutivo y Legislativo, pierden todo su poder ante la crisis cruzada de entendimiento y la ingobernabilidad del país.

    El Congreso ecuatoriano está totalmente desacreditado y ese conflicto arruinó también la gobernabilidad del presidente Lasso.

    Este al cerrar el Congreso, convocó a elecciones para dentro de 6 meses.

    Anunció también que no se presentará a esas nuevas elecciones como candidato, decisión sensata a juicio de los entendidos.

    Y gobernará a  Ecuador desde el poder Ejecutivo por decretos mientras las nuevas elecciones eligen el nuevo mandatario y el nuevo Congreso ecuatoriano.

    Esta crisis, hace parte de la feroz batalla que libra la derecha latinoamericana con el socialismo del siglo XXI, que se tomó el continente con la lucha de clases y promesas de bienestar, pero ha fracasado por donde pasa.

    Argentina y Brasil ya corren apurada y mayoritariamente hacia la derecha, después de vivir el desastre de los gobiernos socialistas.

    ¡Ecuador, una víctima más de esa confrontación insalvable!

    Publicidad FLA - ifm noticias
    Artículo anterior
    Artículo siguiente

    ÚLTIMAS NOTICIAS