IFMNOTICIAS

Esposa de Hollman Morris lo denuncia por violencia intrafamiliar y dice que no votaría por él para la alcaldía

BOGOTÁ. El precandidato por la Colombia Humana y concejal de Bogotá por el mismo movimiento, Hollman Morris, fue acusado penalmente ante la fiscalía por violencia intrafamiliar por parte de su esposa por 20 años, la periodista Patricia Casas, bajo los argumentos de maltrato físico, psicológico y económico.

Casas, quien fuera por muchos años la productora del programa Contravía, dijo que nunca, desde que se casó con Hollman Morris, recibió pago por su trabajo y que el comunicador hoy concejal, la invisibilizó en el proyecto que los dos crearon, mientras apuntaba que Morris dejó sin comida, luz, colegio, libros a sus hijos, al punto que su hija mayor acudió a un profesor que le ayudó con la alimentación en el Colegio hasta que desde la rectoría llamaron a Morris para que respondiera por sus compromisos con su hija en el ámbito educativo.

Pero las denuncias van mas allá. Patricia Casas dijo que Hollman Morris es un hombre de excesos, adicto y alcohólico que contactaba prostitutas y se dejó llevar por sus ansias de poder, al punto de cegarse y tener que someterse a un plan de desintoxicación para adictos a sustancias alucinógenas. Explicó que ella durante muchos años, fue la encargada de taparle estos problemas y excesos por su compromiso marital, pero que Morris no reaccionó.

Como si fuera poco, la esposa de Morris dijo además que su marido intentó atropellarla en un carro oficial a la salida del Consejo de Bogotá, lo que le generó lesiones por lo que debió dirigirse a la Clínica del Country, siendo Morris quien impidiera que se pudiera atender en urgencias, mientras “continuó con su rumba”.

Las declaraciones de Casas fueron entregadas por cerca de una hora y media en el programa de Vicky Dávila en la W Radio de Colombia, al tiempo que sentenció que Morris no debería ser alcalde de Bogotá, pues un cargo de esta naturaleza, necesita a una persona íntegra, y si bien no tiene dudas en la capacidad profesional de Morris, no es digno porque no es íntegro, es más, al finalizar el programa sentenció que no votaría por su esposo a la alcaldía de Bogotá, cargo para el que es precandidato por parte del movimiento del senador Gustavo Petro, Colombia Humana.

Hollman Morris es un comunicador social que se dio a conocer el contexto nacional cuando en la década de los 90, fuera el periodista estrella del noticiero de televisión AM/PM de propiedad del movimiento guerrillero desmovilizado M-19. Posteriormente, Morris se destacó por ser un periodista patrocinado por la Unión Europea con cuyos dineros realizó el programa de televisión Contravía, en la que daba cuenta de los procesos de defensa de los derechos humanos, desde una perspectiva de la izquierda. El programa terminó constituyéndose en una fundación que captaba los dineros de la U.E. para evitar el pago de impuestos.

En varias oportunidades, Hollman Morris denunció ser perseguido político y salió varias veces del país, como una víctima de amenazas por parte de grupos extremistas y paramilitares en Colombia, regresando siempre al país, pasados algunos meses, sin suspender el programa de Televisión.

Con la llegada de Gustavo Petro a la alcaldía de Bogotá, Morris se convirtió en el gerente del Canal Capital, transmisora de televisión para la ciudad y propiedad de la Alcaldía, con la que desarrolló una de las más polémicas acciones de censura y poda de contradictores, convirtiéndo el canal público local en un órgano de propaganda de la administración y de la izquierda populista.

Durante un proceso de decisiones políticas, Petro le propuso a Morris, ser su representante en el Consejo Distrital y con una llamativa votación, alcanzó su curul en la duma, siendo además, el escudero de Gustavo Petro durante su campaña a la presidencia y uno de sus más fieles defensores ante los escándalos que envolvieron al dirigente político de izquierda.

Morris es ahora el precandidato a la alcaldía de Bogotá en la esperanza de Petro de retomar el poder a través de su movimiento populista de la Colombia Humana, pero con las acusaciones y declaraciones de su esposa, quien dijo en la radio que además representaba los intereses de sus hijos, sus aspiraciones se ven seriamente comprometidas y podría ser el presagio de la caída de su aspiración, en momentos en que la violencia intrafamiliar es la bandera de batalla del movimiento que lidera.

Los procesos en la fiscalía comienzan y según Casas, aportará todas las pruebas, mientras el abogado de Morris, Luis Eduardo Leyva calificó de un despropósito político asesorado por “el abogado de sombrero que canta ópera” refiriéndose a Abelardo de la Espriella, para dañar la imagen de Hollman Morris y dañar su aspiración política. El abogado Leyva dijo además que Casas exige más de 6 millones de pesos cuando Morris no gana esa cifra y dijo que su representado paga los colegios de sus hijos en los mejores colegios de la ciudad y que viven en una lujosa casa en el barrio Rosales de Bogotá, para argumentar su afirmación de “despropósito”.

Comentarios: 0