IFMNOTICIAS

España: candidatos a gobierno se miden en debate. Electores, indecisos

INTERNACIONAL. Cuatro aspirantes a convertirse en el próximo presidente de gobierno de España intercambiaron el lunes ataques intercalados con promesas de campaña durante el primero de dos debates televisados de cara a las elecciones generales del fin de semana.

El debate fue transmitido por la televisión pública de España. Un segundo foro se realizará el martes en una cadena privada. Ambos son clave para movilizar a casi una tercera parte de los votantes que, de acuerdo a los sondeos, continúan indecisos.

El partido del presidente Pedro Sánchez, el Partido Socialista Obrero Español, encabeza las preferencias de voto en su intento por permanecer en el poder, pero sin alcanzar la mayoría necesaria para conformar un gobierno. El mandatario se rehusó a indicar a qué partido o partidos podría considerar para formar una coalición gobernante en caso de que el PSOE gane las elecciones del domingo.

El tema fue tocado en repetidas ocasiones por el líder del partido de extrema izquierda Unidos Podemos, Pablo Iglesias, quien hace 10 meses respaldó al partido de Sánchez en un voto de censura que puso fin al gobierno del Partido Popular y puso al PSOE en el poder.

Sánchez se limitó a decir que preferiría que los Socialistas ganaran por una “amplia mayoría” y posteriormente incluir a algunos “prestigiosos” ministros independientes en su gabinete.

También criticó al partido Ciudadanos, de centro derecha, por llamar a los votantes a elegir a un “cordón sanitario” que aísle al PSOE, señalando que Ciudadanos busca un gobierno de derecha, incluso si eso requiere el respaldo del partido de extrema derecha Vox.

“La única alternativa frente a las tres derechas es el PSOE”, declaró Sánchez.

Dijo que un gobierno del Partido Popular y Ciudadanos pondría a “la extrema derecha a los mandos”, en referencia a la coalición política que el año pasado desterró a los Socialistas del poder en Andalucía, la región más poblada de España.

Vox, el partido nacional populista, no participó en los debates televisados después de que el organismo electoral español dictaminó que otros partidos de menor tamaño también tendrían que ser invitados en apego a la proporción parlamentaria que resultó de los comicios anteriores.

La mayoría de los sondeos pronostican que el PSOE y Unidos Podemos obtendrán la mayor cantidad de escaños, pero no los 176 necesarios para una mayoría en las 350 bancas de la cámara baja. De ser así, la coalición de izquierda necesitaría buscar el apoyo de partidos más pequeños, incluyendo nacionalistas vascos y catalanes.

El intento de Cataluña de independizarse de España en 2017 causó la peor crisis política en décadas. La resistencia separatista también provocó el surgimiento del nacionalismo español, dándole alas a Vox, el partido que podría obtener alrededor del 11% de los votos según una encuesta realizada a mediados de marzo por el Centro de Investigaciones Sociológicas de España.

El debate de 90 minutos les permitió a los líderes de los cuatro partidos compartir algunas de sus propuestas para impulsar el crecimiento económico, modificar los impuestos y reparar el frágil sistema de pensiones del país. Pero se enfocó en poner a prueba las capacidades retóricas de los candidatos.

Albert Rivera, del partido Ciudadanos, sorprendió al atacar a su más probable aliado en cualquier coalición gubernamental conservadora, recordándole a Pablo Casado cómo es que su Partido Popular ha quedado manchado por años de escándalos políticos. En respuesta, Casado dijo que fue seleccionado por el presidente de su partido “para pasar página de lo que se ha hecho mal en el pasado”.

Casi 37 millones de españoles son elegibles para votar en los comicios del domingo, los terceros en menos de cuatro años como resultado de la reciente fragmentación y polarización de la política en España.

 

____

AP

 

Comentarios: 0