fbpx
jueves, diciembre 8, 2022
InicioEscándalos y similitudes de los exconcejales Álex Flórez y Lucho Díaz
Array

Escándalos y similitudes de los exconcejales Álex Flórez y Lucho Díaz

En los días posteriores al más reciente escándalo del ahora senador Álex Flórez, fue casi inevitable recordar y comparar las vidas del amigo de Quintero Calle con la del exconcejal de Bogotá Lucho Díaz.

Ambos fueron concejales, Flórez de Medellín y Díaz por Bogotá; ambos estuvieron rodeados por escándalos mediáticos que llenaron titulares en medios y que fueron seguidos por sus electores con avidez.

El pasado 3 de marzo, en el cierre de campaña del entonces candidato a presidente de la República, Gustavo Petro, en una tarima ubicada en el Parque de las Luces, un video captó lo que habría sido un roce entre Flórez y Susana Boreal, quien era en ese entonces candidata a la Cámara de Representantes por Antioquia. Allí se ve que él le da un codazo para que no lo apartara del lado de Petro, quien en ese momento estaba dando un discurso.

Mientras fue concejal de Medellín, también protagonizó varios escándalos por los cuales se cuestionó su idoneidad.

El primero, por chocar dos veces la camioneta asignada por el Concejo. Una de esas ocurrió el 12 de julio de 2021. Su vehículo colisionó contra el portón de una finca ubicada en el corregimiento de Altavista, donde residía. En el video se apreció que el conductor de la camioneta, tras el impacto, emprendió la huida por una vía.

En el segundo hecho, el vehículo quedó como pérdida total tras un accidente en un viaje que hacía del Eje Cafetero a Medellín, en octubre del mismo año.

Flórez perdió su investidura como concejal tras un fallo del Consejo de Estado en diciembre de 2021, pues se comprobó que el entonces concejal estaba inhabilitado para aspirar a este cargo, debido a que en febrero del mismo año suscribió un contrato de prestación de servicios con el Tecnológico de Antioquia, mismo año en el que inscribió su candidatura al Concejo.

La decisión de pérdida de investidura llegó un mes después de que Flórez renunciara al Concejo, el 12 de noviembre de 2021. Allí ya había manifestado su pretensión de llegar al Congreso.

En esa campaña se le destapó otro escándalo. De acuerdo con Alejandro Moncada, activista y quien ha revelado varias polémicas al mismo Flórez, el hoy senador fue señalado de ‘obligar’ a sus trabajadores a vender camisetas por un valor de $50.000 o, en su defecto, entregar el 5 % de su salario mensual.

La denuncia, que fue publicada por el diario El Colombiano, recopila testimonios de al menos dos personas que trabajaban para Flórez.

«Íbamos en grupitos de a diez. La primera vez fue para explicarnos que Alex se iba a lanzar al Senado y la segunda nos mostraron unas camisetas con inscripciones como ‘El futuro se parece a nosotros’, ‘Educación pública gratuita’ y ‘Los derechos no se compran’. Cada una vale 50.000 pesos y uno debe responder por varias, bien sea que las ofrezca entre familiares y amigos, o que las pague de lo que gana. Nos dijeron que era algo voluntario, pero que si no colaborábamos no nos podían seguir ayudando», le dijo una de las fuentes al medio.

Flórez también fue acusado de realizar ‘contratos corbata’ en el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd).

Según denunció en su momento Moncada en El Colombiano, se trata de al menos seis ‘fichas’ o personas allegadas al hoy senador quienes se vieron beneficiadas con estos contratos, que «son aquellos en que el funcionario o contratista nunca aparece a trabajar pero sí a la hora de cobrar».

Ahora, tras la polémica por el video de su pelea en Cartagena, el senador dijo muy vehemente que no se piensa referir al tema y calificó lo sucedido con la acompañante que llevaba -y que la Policía Distrital de Cartagena confirmó- como un rumor y que compete netamente a su vida personal, por lo que no pensaba dar explicaciones.

En cuanto a Lucho Díaz su historia conmovió a cientos de bogotanos y colombianos, ya que aseguró que no quería hacerse rico, sino pagarle una operación a una de sus hijas que sufrió serias quemaduras en su niñez. Además, la opinión pública lo sentía cercano al personaje del fallecido humorista Jaime Garzón, Heriberto de la Calle.

Aunque con el pasar del tiempo, se habló de varias borracheras y escándalos públicos del concejal. Pero en el pasado de Lucho, hay una condena por robo. No importó que lo hubiera hecho en medio de la física necesidad, para salvarle la vida a su hija, que permanecía hospitalizada con graves quemaduras.

Así las cosas, la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 13 años, mientras él había solicitado una licencia de tres meses y participaba en el reality del Canal RCN, ‘La isla de los famosos’.

La vida sin preocupaciones le duró muy poco. Sin embargo, lo que pocos saben es la bondad que tuvo Lucho el embolador. Con su primer sueldo en el Concejo, ($ 9 millones) llevó a su familia de compras, adquirió un carro y se trasladó a una casa más grande en el barrio 20 de julio.

Además de sus problemas con el licor, le pasó cuenta de cobro su escasa preparación para un cargo público. Pese a ello, saco adelante el proyecto para reglamentar la vasectomía, y el del uso de piercing y tatuajes.

La hija mayor del exconcejal ya supera los 42 años y su vida estuvo marcada por el rechazo, por las cicatrices que le dejaron las quemaduras que sufrió cuando era pequeña, en el 70 % de su cuerpo y rostro.

Justamente, en una entrevista para un medio nacional, ‘Marcelita’, como le dice cariñosamente Lucho, comentó que los buses la dejaban con la mano estirada porque pensaban que iba a pedir limosna.

La segunda hija de Lucho se llama Leidy Johana y es el vivo retrato de Gloria, su mamá.

Aunque no se ha confirmado, ‘El embolador’, como cariñosamente se le conoce a Luis Eduardo, tendría otras dos hijas mayores.

Lucho sigue con su fiel compañera, Gloria Esperanza Vargas, quien le ahuyentó varias mujeres que intentaron seducirlo cuando logró un puesto de poder.

Hoy en día, después de su paso por el Concejo, Lucho Díaz volvió al barrio Diana Turbay y montó un puesto de empanadas en plena zona rosa de Bogotá.

Sus ventas le dan para vivir una vida tranquila, sin lujos pero tampoco necesidades, en compañía de su familia.

A Lucho le hicieron telenovela… A Álex Flórez, hasta ahora, le están elaborando un prontuario. Pero no se sabe, de golpe se le ocurre a algún canal, hacer la vida del amigo de Quintero Calle.

ÚLTIMAS NOTICIAS