lunes, junio 14, 2021
InicioMedellín(EN VIDEO) Lo nunca antes visto. Acabaron con Medellín. A Daniel Quintero...

(EN VIDEO) Lo nunca antes visto. Acabaron con Medellín. A Daniel Quintero le quedó grande el control de las marchas

El Alcalde de Medellín Daniel Quintero, quien acostumbra llenar las redes y principalmente su cuenta de Twitter con cientos de mensajes, solo publicó dos trinos en más de 10 horas, mientras la ciudad era devastada por los vándalos.

Las marchas ilegales del convocado paro del 28 de abril de 2021, pasarán a la historia como las que rompieron la historia pacífica de Medellín. Ya en 2020 la ciudad se había «aterrado» por los actos vandálicos ocurridos en unas marchas recién posesionado el alcalde, en las que dio agua, les puso tablados y tras los desmanes, dijo que «eso se arreglaba con pinturita», episodio que le valió el remoquete con el que es conocido desde entonces. Esos actos, no fueron nada comparado a lo que ocurrió ayer en Medellín.

Luego de que el Tribunal de Cundinamarca ordenara a los alcaldes del país, revocar los permisos e impedir las marchas; en Medellín nada se hizo para evitarlo. Con esto, tanto el paro como las marchas eran ilegales. Entre tanto el Alcalde solo publicó un simple trino a las 8:07 de la mañana solo hablaba de que los marchantes conservaran la distancia y usaran tapabocas, lo que fue interpretado como un permiso tácito a marchar; pues en ningún momento el mandatario recordó que estaban prohibidas.

En la mañana las marchas bloquearon varios puntos de la ciudad y colapsaron el tráfico. El sitio de concentración, La Alpujarra, hogar institucional-administrativo del alcalde que permitió que las cosas, horas mas tarde, se salieran de control.

Pasado el medio día y luego de saberse que en Cali habían comenzado los desmanes, fue como si existiera una conexión coordinada, porque comenzó con el mismo hecho casi calcado de lo ocurrido en Cali: el derribo de una torre de cámaras de fotomultas. De ahí en adelante, todo fue violencia, vandalismo, destrozos y nada de contención ni acciones de control

Los vándalos camuflados entre la multitud, comenzaron con la propia Alpujarra. Atacaron el museo de la Estación del Tren y atacaron el mobiliario urbano. El temor de los trabajadores fue tal, que en los videos, se escucha el llanto de quienes impávidos, ven como quedaron las instalaciones.

Los marchantes avanzaron por todo el Centro de Medellín en donde atacaron los comercios y oficinas, ingresando a varios sitios y poniendo de nervios a los trabajadores de entidades bancarias a las que les rompieron los vidrios e ingresaron para robar. Los vándalos pasaron a ser delincuentes.

En su recorrido, los marchantes ingresaron a parqueaderos aledaños a la Alpujarra, en donde vandalizaron los carros estacionados.

Saliendo de la Alpujarra, otro grupo tomaba rumbo hacia el sur, provocando incidentes en los bajos del Metro en donde encendieron fogatas mientras la policía motorizada no podía actuar.

Entre tanto, otro grupo de marchantes generaba pánico en las plazoletas Nutibara y Parque de las Esculturas de Botero, en donde provocaron un incendio que debió ser intervenido.

Los marchantes que sigueron hacia el Poblado por la avenida Oriental y luego la Avenida el Poblado, vandalizaron los locales de Almacentro y San Diego, mientras los ciudadanos atrincherados, grababan preocupados, desde sus oficinas.

Continuado con su recorrido, avanzaron hacia la calle 30 por la avenida El Poblado y atacaron el Centro Comercial Premium Plaza, allí atacaron sedes bancarias y locales comerciales, uno de ellos debió ser evacuado en su mercancía por parte de los clintes, ante el peligroso ingreso de los vándalos que pretendían robarse los cascos. Allí las sedes del Banco de Bogotá y Banco Colpatria fueron atacados.

Como si nada, sin dios y sin ley atacaron almacenes y comercios vía al poblado, inclusive ingresaron a un concesionario y destruyeron los vehículos exhibidos, se robaron los computadores, destrozaron la sala de exhibición y generaron pánico en los trabajadores.

Es cuando el alcalde solo atina a publicar otro mensaje simple, sin condena a los actos de violencia y vandalismo y sin rechazarlos. Lo peor, ante la gravedad de la situación, para cuando activó al ESMAD para que actuara contra los bandidos que desestabilizaron a la ciudad y atacaron a los comerciantes, ya era tarde; dejando a su suerte la seguridad de quienes son los que generan el empleo e invierten en la ciudad.

En el mensaje de Twitter, solo dice que declara Toque de Queda para el Centro de Medellín, cuando los manifestantes ya se habían desplazado para El Poblado y otras zonas de la ciudad.

La complacencia termina siendo complicidad, y es así como en medio de la frustración, quienes vivenciaron los ataques, señalaron al alcalde Quintero como un cómplice que entregó la ciudad a sus seguidores, los vándalos.

En el mismo escenario del alcalde, Twitter, los ciudadanos reflexionaron sobre la gravedad de los hechos y lo que esto termina siendo: una simulación de como sería el país en manos del populismo.

A los medellinenses no se les olvida que el Alcalde Daniel Quintero ha mostrado simpatía con los movimientos de izquierda y estudiantiles organizadores de los paros; y que incluso en varias oportunidades los ha invitado a marchar. La molestia ciudadana anoche, era visible en redes sociales sociales.

Entre tanto el comité de paro anunció que hoy continuarán con las marchas y protestas, las mismas que son ilegales, tras las medidas cautelares dictadas por una juez del Tribunal de Cundinamarca.

ÚLTIMAS NOTICIAS