IFMNOTICIAS

En busca del Florero de Llorente

Por: Crl. Óscar Ricardo Barriga Colorado

“El que dice una mentira, no sabe que tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sustentar la certeza de esta primera”, Alexander Pope (1668 -1744)

La muerte del “estudiante” Julián Andrés Orrego de la Universidad de Antioquia, es la prueba fehaciente del cinismo de los promotores de este paro donde se deja al descubierto que efectivamente, las universidades públicas son la base de operaciones terroristas con la complacencia de sus directivos y profesores; este muchacho en un acto demencial, en compañía de 8 o 10 extremistas más se auto elimina, al intentar detener el tránsito en vía pública con elementos explosivos fabricados por ellos, como muestran las impactantes imágenes de cámaras de seguridad, donde se aprecia el modus operandi de un grupo organizado de vándalos, quienes despiadadamente arrojan estas bombas a vehículos, motos, trasporte público y transeúntes sin importarles las fatales consecuencias de sus actos para ellos y quienes transitaban por el sector.

Lo sucedido con Orrego, está lejos de ser un hecho aislado, pareciese que como parte del paisaje, nos acostumbramos a ver como terroristas con el disfraz de estudiantes de la Nacional, Antioquia, Distrital, Pedagógica, del Valle, la UIS, por nombrar algunas, utilizan sus instalaciones para formarse en técnicas guerrilleras, fabricación de armas y explosivos y luego salir a las calles a sembrar el caos,  siendo tan letales que ellos mismos se han mutilado, quemado o fallecido en docenas de hechos en los últimos años; jóvenes dedicados a todo, menos estudiar como lo demuestran los pésimos resultados de la prueba Pisa, EN DONDE GRACIAS AL TRABAJO DE FECODE, estos estudiantes ni siquiera son capaces de inferir la idea principal de un pequeño párrafo o resolver problemas matemáticos simples.

¿Qué habría pasado si el muerto o muertos hubiesen sido inocentes transeúntes? La izquierda recalcitrante con libreto preparado, con la intención de destilar sangre como los escritos por el camarada burgués Bolívar, saldrían a culpar a la Fuerza Pública por no actuar en contra de estos encapuchados, vociferarían ¡esos no tienen nada que ver con los pacifistas marchantes! e insinuarían que el estado al que llaman autoritario estaría detrás del lamentable hecho, mientras estos asesinos correrían a refugiarse dentro de estas universidades, amparados en la autonomía universitaria, donde serían recibidos con aullidos y escondidos por directivas, profesores y estudiantes en general.

Roy Leonardo, Cepeda, Aida, Juanita, Robledo, Sanguino, PROCURADOR, ¿qué esperan en pedir un debate de moción de censura en contra del rector de la Universidad de Antioquia?  no les INTERESA que responda por haber convertido esa universidad en un nido de terroristas, que le informe al país los nombres de los demás vándalos acompañantes de Orrego, para que asuman su responsabilidad penal y así evitar que sigan saliendo a intentar asesinar civiles y a ellos mismos. Este joven es otra víctima de su malsana ideología, al cual olvidaran, como a las víctimas que murieron en las manos asesinas de los hoy senadores de las FARC, sus camaradas y amigos.

Así como sus compañeros arrojaron el cuerpo de Orrego, a la puerta del primer servicio de salud que encontraron y salieron corriendo preocupándose únicamente por recoger la bolsa repleta de bombas incendiarias, así estos políticos de izquierda, arrojaran la memoria de Orrego a la caneca de la basura, no estamparán camisetas con su rostro, ni enarbolaran banderas, solo se agazaparan a esperar que aparezca otro “estulto útil” y les brinde la oportunidad de seguir incendiando la Nación.

¿Dónde están los líderes estudiantiles que arengan ¡se metieron con la generación equivocada!, los que olvidaron a su compañero Orrego?, quienes sienten por alguna razón desconocida que el país y sus mayores, les debemos todo, los mismos que tienen micrófono abierto con Julito, Camila, Yamit, Coronel, para exigir, exigir y exigir.

Hablan de todo y se sienten dueños de la verdad, esos mismos ansiosos por cogobernar, quienes olvidan que para acceder a un contrato de trabajo o prestaciones sociales, primero deben terminar y aprobar la universidad gratuita brindada por nosotros los contribuyentes, esos mismos a quienes se les debe explicar que para pensionarse deben cotizar 1300 semanas de trabajo, no de huelga ni de juerga y que para hablar de renta, primero deben salir de la casa de sus padres y producir, ocultan intencionalmente que los responsables de la mayoría de asesinatos de los líderes sociales son las narco guerrillas, pretenden acabar con el ESMAD dejando a la sociedad honesta a merced de cientos de Orregos cargados con bombas incendiarias, hablan de holding financiero sin haber creado empresa, omiten indicar que las FARC nunca cumplieron el acuerdo de paz, que la edad cronológica de un niño acaba a los 11 años así que los adolescentes muertos en el bombardeo integraban un grupo terrorista no un jardín de niños, siendo aún más peligrosos que Orrego y sus secuaces.

La juventud que marcha, obstaculiza, insulta, destruye, alentada por Petro y sus camaradas, a quienes no les sirve nada, quieren cambiar un país que no ayudaron a construir, se siente representada en jóvenes como Jennifer Pedraza, Alejando Palacio, Valentina, Oscar, Julian etc, sus voceros, aquellos que están siguiendo el modelo de políticos de izquierda, los mismos que vociferan que todo es una desgracia, sin embargo andan en camionetas con escoltas del estado al cual aborrecen, pagadas  por nosotros los que no marchamos si no trabajamos; eso si no les molesta y son expertos en victimizarsen, sacando prebendas de su presunta vulnerabilidad.

¿Cuándo terminarán sus estudios estos jóvenes y entregarán estos carros? con esos presupuestos pueden acceder a la universidad por lo menos 100 jóvenes ansiosos de estudiar.  Olvidan estos aspirantes a profesionales que el comunismo promueve un tipo de sociedad sin clases sociales y hoy ellos hacen parte sin merecerlo de un reducido grupo de privilegiados, ojalá estos voceros sean siquiera capaces de elaborar la lista de los 20.000 compañeros, incluidos ellos, que se van para Venezuela, su país modelo a disfrutar de las becas ofrecidas por Maduro, muy seguramente gracias a la intersección de Piedad, tornillo y Márquez.

Seguir los preceptos de Marx, Lenin, Engels, Fourier, Gramsci, es respetable, no importa que todos los países comunistas hayan fracasado, es inclusive válido pensar en mejorar las condiciones sociales, el problema en Colombia radica en que todos los representantes del comunismo han sido miembros de grupos terroristas, delincuentes con condenas vigentes o políticos que por acción directa o indirecta se han aprovechado de la barbarie de estos criminales, así que ética y moralmente es imposible pensar que la solución de nuestros problemas está en manos de violadores, asesinos, secuestradores, terroristas o de quienes los apoyan, bárbaros que olvidan que en las urnas el pueblo habló y ganó un estadista: Iván Duque, no un extremista como Gustavo Petro.

Compatriotas debemos seguir resistiendo, 10, 100, 1.000, o 10.000 desadaptados no nos pueden arrinconar, la izquierda recalcitrante debe entender que quienes construimos país somos más y los responsables de cientos de Bojayá o Club Nogal no tienen lugar en una Democracia y antes de exigir, hay que dar y tal como se indica en la Biblia “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente,..” (Génesis 3:19), no con el sudor de la frente de los ciudadanos que sí trabajamos por este país.

POSDATA: “Señor Presidente, miles de indígenas no se movilizan gratis, esos conciertos cargados de grosería y droga, valen una fortuna, miles de camisetas, banderas, vallas, pintura, explosivos, armas no convencionales, máscaras, escudos y todo lo que han utilizado en esta vergüenza de paro, tienen un factor común, el narcotráfico, por favor no desfallezca ni un solo día en su lucha”.

Oscarco16@yahoo.es

Twitter@oscarco16

 

Comentarios: 0