martes, enero 18, 2022

El Fiasco

Por : Álvaro Ramírez González

Desde el instante mismo en que Alejandro Gaviria, exministro de Santos y exrector de la U de Los Andes saltó al ruedo con su candidatura presidencial, estaba metido en un berenjenal político que no pudo superar y hoy lo tiene de patitas en la calle de la sede liberal.

César Gaviria lo mandó para la porra, cansado de tanto bambuqueo y tanta falta de seriedad de Alejandro, que saltó al ruedo apoyado por Gaviria y los 48 congresistas del partido liberal.

“ Con Cristo y Fajardo no hay votos», le grito Gaviria muy alterado. Y tenía toda la razón!

Alejandro Gaviria puede ser muy preparado y muy intelectual, pero se metió en un terreno pantanoso que no sabe manejar. Adicionalmente luce como el más inseguro y el más torpe de todos los candidatos .

Cambiar a César Gaviria y al Partido Liberal con sus 48 congresistas por Cristo y Fajardo, que hoy no tienen nada, ni registran nada en las encuestas, fue la más grande estupidez que yo haya visto en la política.

Todo por aparentar una independencia que nunca tuvo, por su cercanía con Gaviria y además con Santos. Yo creo que esa candidatura nació muerta.

La foto de Alejandro Gaviria, en la portada de la revista Semana con un texto que decía: “¿independiente?”, y las fotos desvanecidas de César Gaviria y Juan Manuel Santos, detrás de él, acabó con esa confusa candidatura.

Para donde va a coger Alejandro?

Arrimar a la coalición de la Esperanza, no le garantiza su candidatura, como si la tenía garantizada y apoyada en el poderoso Partido Liberal. Es un candidato que arranca engañando, por que traicionó la confianza y el apoyo generoso que le entregó César Gaviria. Perdiendo, por qué jamás logrará con una opaca trayectoria política, reemplazar los votos que Gaviria y 48 congresistas rojos, le iban a poner.

Tampoco el Nuevo Liberalismo le va a regalar la candidatura, por que allí es candidato Juan Manuel Galán que es el dueño del aviso. Y en la coalición de la Esperanza, tampoco tendrá su candidatura, por que Sergio Fajardo aún muy disminuido, tiene muchos más votos que él, y no se los va a regalar.

Entonces, ¿para qué tantas vueltas Alejandro? ¿Para llegar a ninguna parte?. ¿Cómo un tipo tan preparado comete tantas torpezas y mete las mentiras de un niño chiquito?

Definitivamente no pasó nada con la llegada de Alejandro Gaviria a la política.

Un verdadero fiasco!

[email protected]

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS