domingo, febrero 28, 2021
Inicio Colombia El deportado paramilitar Hernán Giraldo, tendrá mucho que contar

El deportado paramilitar Hernán Giraldo, tendrá mucho que contar

Un antiguo jefe de los escuadrones paramilitares, acusado de abusar sexualmente de decenas de mujeres, llegó  a Colombia deportado desde Estados Unidos para responder por más de 46 procesos que incluyen crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos, informaron las autoridades migratorias.

Hernán Giraldo, de 72 años, más conocido como «El Señor de la Sierra», «El Patrón» o «Taladro», había sido extraditado desde Colombia en enero de 2008 a Estados Unidos en donde pagó una condena de 12 años por delitos de narcotráfico.

«Deberá responder por los delitos de desaparición forzada, homicidio, tortura, secuestro, desplazamiento forzado, terrorismo, acceso carnal violento, prostitución forzada, trata de personas y hurto, entre otros», dijo Migración Colombia en un comunicado.

El comandante paramilitar Hernán Giraldo camina después de entregar su arma en la Sierra Nevada de Santa Marta, REUTERS/Fredy Builes

Giraldo se desmovilizó en 2006 en medio de un proceso de paz en el que miles de paramilitares entregaron las armas y sometieron a la justicia. Grupos de derechos humanos califican al exjefe paramilitar de «sanguinario y depredador sexual», al tiempo que lo denominan «El Monstruo de la Sierra».

De acuerdo con denuncias de víctimas e investigadores de derechos humanos, Giraldo abusó sexualmente de decenas de mujeres, incluidas niñas, cuando se desempeñó como comandante del Bloque Tayrona de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte del país.

Las AUC fueron la mayor organización paramilitar del país acusada de miles de asesinatos, masacres, secuestros, torturas, desapariciones forzadas y desplazamientos masivos en medio de su lucha contra la guerrilla izquierdista.

Los escuadrones paramilitares de ultraderecha surgieron en la década de 1980 financiados por ganaderos, hacendados y comerciantes para defenderse de los ataques de la guerrilla izquierdista ante la ausencia del Estado. Poderosos narcotraficantes asumieron su control.

ÚLTIMAS NOTICIAS