IFMNOTICIAS

 ‘Dumbo’: el remake de Tim Burton no logra tomar vuelo

 

ENTRETENIMIENTO. Algunas historias es mejor dejarlas como están. Esta es una revelación bastante inevitable del innecesario remake de acción en vivo / CGI de Tim Burton del clásico animado de Disney Dumbo. Aunque no es tan remotamente tan  llamativo como la versión de 2010 de ‘Alicia en el país de las maravillas’, Burton no ha resuelto el enigma de descubrir una razón creativa, medio decente, para que exista esta película. Un reparto de lista A, un alto presupuesto y todas las demás características de un éxito de taquilla moderno no pueden justificar este film.

Gran parte de la primera mitad de esta historia escrita por Ehren Kruger será reconocible para cualquiera que recuerde la película de 1941. Hay un circo destartalado en el que una elefante da a luz a un bebé con orejas inexplicablemente grandes que le permiten volar, para deleite de todos. Ahora, sin embargo, un trabajador de circo (Colin Farrell) y sus dos hijos están encargados de cuidar al muy cruementel apodado Dumbo. (Esta versión de la historia inventa una razón dolorosamente endeble para que cualquiera pueda llamar al elefante Dumbo, y no a Jumbo Jr.) Una vez, un empresario de renombre mundial (Michael Keaton) con un llamativo híbrido de circo / parque temático escucha la noticia de un elefante volador y depende del padre soltero, interpretado por Colin Farrell, y sus hijos ayudar al protagonista de esta historia.

A diferencia de Alice, Dumbo a menudo se eleva a un nivel tolerable. Eso es, por supuesto, una barra muy baja para superar, pero con la ayuda de dos actuaciones extrañas y enérgicas, así como el diseño de producción de Rick Heinrichs, Dumbo nunca se sumerge en la misma maldad que el remake de Disney que realizó Burton. Pero el núcleo de la historia está pobremente desarrollado. Una vez, Jumbo Jr. (AKA Dumbo) fue el líder estoico, simpático y silencioso. Aquí, él es un personaje de apoyo, representado en CGI que nunca es tan capaz de evocar emociones como el personaje dibujado a mano de la década de 1940.

En cambio, Dumbo es  aquí sólo parte del drama de que si un veterano / viudo solitario puede volver a conectarse con sus hijos, incluida una hija obsesionada con la ciencia. Aquí se debe tener en cuenta que Disney puede merecer elogios por usar a sus películas de acción en vivo recientes para promover representaciones de mujeres jóvenes que tienen más en sus mentes que el romance. Pero sería bueno que los guiones de estas películas fabriquen personajes totalmente realizados, en lugar de crear una sensación de solo chulear las cosas que se han planeado. Aquí, la joven es una científica en ciernes que lleva consigo una llave que le dio su madre, que ahora está muerta, la que es esencialmente la misma que la del personaje principal de The Nutcracker and the Four Realms del año pasado. La segunda vez no es la vencida en este caso.

Los personajes humanos en la película original, por razones presupuestarias y creativas, en su mayoría no tenían identidades. Dada una escala más grande y un presupuesto mucho mayor, la nueva película no ha descubierto una manera de hacer que la mayoría de ellos sean más interesantes. Dos excepciones son los viejos amigos de Burton, Batman y el Pingüino. O sea Keaton y Danny DeVito, este último como el maestro de ceremonias de un circo  donde Dumbo toma vuelo por primera vez,. La manera de sumergirse que tiene Keaton en cada línea de diálogo es como si fuera una comida de cuatro platos; es difícil no encontrar a Keaton diciendo “Tú hermoso vaquero de un solo brazo”, como algo muy gracioso. Y DeVito se desata como el maestro de ceremonias a principios de la temporada circense, comiéndose el escenario con pantallas verdes tanto como Keaton.

El resto del elenco, sin embargo, está cargado con una historia que se apoya demasiado fuerte en la melosería mientras que hace a un segundo plano a el elefante que debería estar a la vanguardia de la emoción. Farrell hace lo mejor que puede como veterano discapacitado físicamente de la Primera Guerra Mundial que no sabe cómo hablar con sus hijos, pero la combinación de tropos de personajes es demasiado familiar en una historia que se nutre de lo extraño. Esta versión de Dumbo toca algunos de los ritmos familiares de la película original, desde una triste interpretación de “Baby Mine” hasta el alucinante “Pink Elephants on Parade”, pero lo hace de manera que simplemente sirva como recordatorio de que esta escena era mucho mejor en la película animada (La película de Burton, sabia y sorprendentemente, elude el racismo de la película original en un número como “When I See an Elephant Fly”, pero la forma en que la nueva película cita esa canción es … desconcertante.)

Hasta la fecha, el mejor remake de una película más vieja de Disney es el reeboot de David Lowery 2016 de ‘Pete’s Dragon’. Esa película tiene una ventaja importante que ninguno de los otros ostenta: la falta de una base de fanáticos apasionada. No mucha gente tiene en gran estima el ‘Dragón de Pete’ original, lo que permitió a Lowery y su equipo tomar la premisa básica del original de 1977, de un niño que tiene un compañero dragón, y construir una historia completamente nueva en torno a eso. Dumbo es uno de los filmes mas queridos de Disney, así que no sorprende que una buena parte del remake esté contando una historia completamente nueva. Pero esa nueva historia no tiene inspiración, y está encadenada a suficientes florituras del original, que el resultado general es extraño sin ser consistente, fuera de ritmo mientras que es ligeramente desagradable.

Dicho todo esto, Dumbo tiene un par de cualidades decentes: el diseño del parque temático / circo dirigido por el personaje de Keaton es notable, incluso si está previsto que tenga lugar en 1919 cuando esa tecnología era imposible. Así que se podría decir que esta es técnicamente la mejor película de Tim Burton en al menos una década, lo cual es más un cumplido implacable que cualquier otra cosa. Las películas recientes de Burton incluyen la retorcida  Alicia en el País de las Maravillas y Dark Shadows, defectos de última hora en una filmografía que comenzó con tal promesa. Hay destellos de intriga en Dumbo, pero también detalles y personajes aburridos y sin inspiración. Mientras veía la peli hubo largos fragmentos de ella en la que tuve el mismo pensamiento persistente: si solo hicieran una versión de esta historia que se tratara del elefante, y no de los humanos.

Menos mal que ya lo hicieron. En 1941.

Comentarios: 0