jueves, abril 22, 2021
InicioDesde las Redes(Desde las Redes) "La Cajera y el Soldado". Un escrito de reflexión...

(Desde las Redes) «La Cajera y el Soldado». Un escrito de reflexión sobre la importancia de nuestros militares.

El siguiente escrito perdió el nombre de su autor en medio de la viralización. Y es que cuando reflexiones como estas, comienzan a rota, lo primero que se pierde es el nombre del primero que la envío y termina impactando su mensaje en quien lee la experiencia.

En esta oportunidad, publicamos un escrito que describe una escena en un supermercado, cuando en la fila hay un soldado y una cajera que tiene prisas. El escrito termina llevando a la reflexión, luego de narrar una experiencia que se repite cientos de veces al día en el país.

El texto es este:

El día de ayer me encontraba pagando mis servicios públicos en un Carulla. Y la Cajera ya de muy mala gana dijo: “Lo atiendo a Usted y cierro la Caja”.

En ese momento un Soldado que venía haciendo fila atrás de mi dijo: “Señorita disculpe, solo quiero pagar este recibo de luz que me la han cortado. Por favor”…

Pero esta señorita tan solo lo miro con muy mala gana. Y cerró su caja.

(Le doy gracias a Dios por darme la oportunidad de estar yo ahí. Justo en ese momento. Y analizar de primera mano lo que pasaba).

Y le dije a la Cajera. -“Antes de cerrar su caja e irse Señorita quiero que mire a todas las personas que están haciendo la fila. Mírelas muy bien. Por que si mañana Colombia tiene una guerra, un secuestro, un incendio, una amenaza, un atentado o lo que fuere… De todas estas personas que usted ve ahí. Solo hay una que va a poner el pecho por Usted y por todos nosotros. Es el soldado que muy amablemente le pidió ayuda para cancelar su recibo. Y usted con su mala actitud ni lo miró. Así que le pido el enorme favor de atenderlo, sonreírle y si usted lo desea, darle las gracias por su monumental labor. El día de mañana usted va a necesitar de él. Así que porfavor trátelo igualmente bien, como se debe. Como a un Héroe de esta Nación”.

La Cajera cambió su actitud, y por supuesto delante de todo el mundo atendió amablemente al soldado. Y la actitud de todas las personas que allí se encontraban también cambió. Pues entendieron con ese simple gesto que nuestros soldados valen mucho y se lo merecen todo.

Amigos míos, los invito a ser todos los días agentes multiplicativos de la incondicional y efectiva labor que día a día nos brindan nuestros Héroes de las Fuerzas Militares y Policía de Colombia. Pues es gracias a ellos que hoy nuestro país lleva 201 años de constante crecimiento y Potente AVANCE.

ÚLTIMAS NOTICIAS