martes, abril 20, 2021
InicioDenuncia(DENUNCIA) Graves denuncias de manipulación en votaciones del Presupuesto Participativo en Medellín

(DENUNCIA) Graves denuncias de manipulación en votaciones del Presupuesto Participativo en Medellín

Nunca antes había cobrado tanta importancia el proceso de votación del Presupuesto Participativo en Medellín. En otras condiciones, la fuerte promoción y divulgación que desde la Administración Municipal se le habría visto como una fortaleza en la búsqueda del ideal de la participación ciudadana en los procesos de decisión sobre el destino de los presupuestos que va directamente a las necesidades de las comunas; pero este esfuerzo se ha visto opacado, desde el comienzo, por las graves denuncias que se vienen haciendo desde diferentes sectores.

Las votaciones del Presupuesto Participativo o PP, comenzaron el pasado viernes 15 de enero y culminarán el próximo 28. Las críticas al proceso comenzaron antes de las votaciones cundo apenas estaba en la pedagogía, al punto que la fecha del comienzo original fue modificado por una semana tras las denuncias de la falta de convocatoria y concertación con los miembros de las Juntas Administradoras Locales, los responsables en las comunas de representar a las comunidades y aportar en la definición de la priorización de las obras y programas en los que se invierten esos presupuestos.

El proceso define la destinación de 234 mil millones de pesos de acuerdo a las necesidades puntuales de las comunidades, por eso la principal crítica en ese primer momento, fue la inclusión a la fuerza, de computadores para escuelas y colegios, cuando no todas las comunas necesitan de ellos. Es así como algunos miembros de JAL, llamaron la atención de cómo desde la Administración se quiere imponer ese programa para cumplir con una promesa de campaña y gobierno, pero en vez de costearlo del presupuesto de la Secretaría de Educación, quieren «sacarle» el dinero a las comunidades, quitándole dinero a otros proyectos locales.

De ahí que el proceso comenzara mal. Luego se vino el enfrentamiento en Twitter con los ediles porque el proceso estaba violando la legalidad. Esto hizo que varias comunas decidieron ausentarse del proceso, lo que terminó en el aplazamiento para adelantar la adecuación a la ley. Se realizaron reuniones con los ediles y se recompuso el proceso hasta fijar la fecha del inicio de las votaciones.

Pero el tema se complicó. A las denuncias de los ediles y de los líderes comunitarios, salieron las denuncias de los propios habitantes que comenzaron a ver como la plataforma digital dispuesta para las votaciones se estaba manipulando y como se estaban haciendo «trampas» en esas votaciones, además de manipulaciones a la población, engañándola para conducir el voto.

Es así como a cinco días para concluir el proceso, éste ya carece de credibilidad y si bien, muchos dicen que es difícil probar lo que está ocurriendo, sí hay serios indicios y testimonios que dan cuenta de que existen irregularidades en el proceso.

Este año, la administración se puso como meta que debería alcanzar los 100 mil votos para el presupuesto, en un esfuerzo que ha sido visto en las redes sociales, pero que por lo mismo, ha dejado enverdecía las inconsistencias en la comunicación. Pasó con el Secretario de Participación, Juan Pablo Ramírez, que anunció que habían logrado superar los 100 mil votos y en un tuit después pide ayuda para superar los 80 mil.

El primero y más repetido, e la sorpresa que cientos de personas se han llevado al tratar de ingresar a la plataforma para votar y encontrarse que aparecen como que ya han votado.

 

Así dan cuenta los propios ciudadanos en los audios que le han hecho llegar a IFMNOTICIAS de conversaciones que han sostenido en los que demuestran la molestia y cómo el proceso ha sido manipulado.

Otro de los casos es como han ido induciendo a los adultos mayores para que voten engañados, por proyectos aduciendo que si lo hacen, les van a hacer nuevos centros de vida, que no son ciertos.

Otro de los casos se da en la Comuna Uno, una comuna que tradicionalmente no ha sido el más activo ni ha tenido protagonismo en la cantidad de votos y  sostiene e históricamente ha estado, inclusive, por debajo del promedio de todas las comuna, pero este año y sin terminar el proceso, ya triplica a la comuna que más votos genera tradicionalmente. Curiosamente, es en esta comuna en donde el Secretario Ramírez, más publicidad ha hecho.

Y es que la Comuna Uno lleva 20 mil votos en una zona en la que la mayoría de las personas no tienen acceso a internet, a datos o sistemas digitales, como lo dicen los mismos ciudadanos; ni mucho menos han sido activos en la participación sobre estos temas. Por eso les parece extraño, más cuando las personas se enredan cuando llegan al punto 4 y no entienden cómo continuar el proceso.

En un balance que muestra el propio sistema de votación en la plataforma digital dispuesto por la Alcaldía, en el que se muestra el consolidado y el avance de las votaciones, se puede ver el llamativo gráfico en el que la Comuna Uno triplica el promedio de las demás comunas, algo que para los ediles de la ciudad y los ciudadanos denunciantes, es «escandaloso» y un serio indicio de cómo es que se ha manipulado el sistema.

Dicen que es curioso que justo cuando el Secretario de Participación Ciudadana, Juan Pablo Ramírez, puso en su tuit que necesitaba apoyo para llegar a los 100 mil votos, se llegó repentinamente gracias a los sorpresivos 20 mil votos, que en pocas horas, se dieron en la comuna Uno.

Para uno de los ediles de Medellín  «el presupuesto participativo es un mecanismo por el cual a través de la participación ciudadana, realmente se puede elegir en qué se van a invertir los recursos en cada comuna. Eso  fue violentado por esta administración con el decreto transitorio 0901 con el cual se crearon de la nada 6 ejes, entre ellos, la adquisición de computadores y más dinero para sapiencia, pero ese no es el problema. El problema radica en qué estos dos proyectos se presentaron en todas las comunas y corregimientos de número uno y número dos», explica el edil y añade que «además lo maquillaron con un nombre muy bonito para que la gente lo vote sin saber que es como por ejemplo «Permanencia Escolar» y «Fortalecimiento de la Educación Superior en la Comuna» y claro, con esos nombres como no lo van a votar», señala

El edil de la comuna 8 enfatiza que «según la ley, la priorización de proyectos se debe concertar con la comunidad, el orden de dichos proyectos se da de acuerdo a las necesidades y voluntad de la gente y, como si fuera poco, en estos dos proyectos metidos por el alcalde en complicidad con el DAP, si pasan que es lo más posible, la gente vota por los primeros en la lista y se llevan del 40% al 60% del recurso de cada comuna y corregimiento; siendo así que en cada comuna se llevarían estos dos proyectos entre 3.500.millones a 7 mil millones. Esto es  preocupante»; puntualiza.

Para uno de los ediles de la comuna 7, «La plataforma es tediosa para la votación, aproximadamente, entre 15 y 20 minutos le toma a una persona del común votar. Es desgastante para quienes tratan de sensibilizar acerca de la importancia de planear su territorio democráticamente, en una hora a lo sumo se logra ayudar a 3 o 4 personas.» dice el edil y denuncia que «la plataforma es más un mecanismo de «perfilamiento» que uno de participación.»

Explica que «la secretaría de participación ciudadana se lava las manos en pleno pico pandémico de la crisis sanitaria. Se aprovecha de la buena fe de algunos ediles y líderes sociales que trabajan arduamente por permitir que las comunidades participen, incitando a salir a repartir volantes y publicidad de presupuesto participativo en esta época, también, casi que coaccionando a los jóvenes que dependen de la labor social para renovar sus «matrículas cero», utilizándolos para repartir publicidad.

El edil dice además, que «la plataforma tiene un mecanismo de funcionamiento, que, al estilo del refrán que dice «la casa siempre gana», utiliza una especie de amaño que se presta para que a pesar de todo, queden escogidos ciertos proyectos, y por ende sean destinados recursos a las secretarías que la administración necesita; es decir, la política de los computadores del alcalde, el presupuesto para la educación superior y «matrículas cero» que cada vez más recae esa responsabilidad sobre el presupuesto participativo, y como no, secretaría de participación; no hace falta ser un clarividente para darse cuenta que con el sistema que usa la plataforma, los grandes beneficiados de los recursos de presupuesto participativo serán para que los ejecuten Sapiencia y Secretaría de Participación Ciudadana».

Así las cosas, lo que quieren señalar es que con el dinero destinado para las comunas, quieren cuadrar la caja de las secretaría y Sapiencia.

Para Esteban Salazar Franco, edil de la comuna 15, «Las votaciones de Presupuesto Participativo son una mentira bien contada. De participativo solo lleva el nombre, nunca se le dio una participación efectiva a los líderes y lideresas de las comunas de Medellín, utilizaron un decreto transitorio (0901 de 2020) para atender la pandemia sobre 6 ejes temáticos, un decreto que ni siquiera lo hicieron valer, porque todo fue impuesto, una atención que debía de salir de recurso ordinario.» señala.

Salazar Franco añade que «actualmente se hace política con la reputación que por años a logrado el PP, cómo se han podido dar cuenta en los volantes, aparece el nombre del Secretario de Participación, Juan Pablo Ramírez, dándole a entender a los ciudadanos que él es quién está llevando los recursos del PP a las comunas, cuando ha sido una política pública y que flagrantemente hoy la transgreden con leguleyadas de su equipo jurídico».

El edil afirma que estas son «unas votaciones dudosas desde el inicio, no hay ningún tipo de control, una persona puede votar desde un mismo correo muchas veces, irregularidades como por ejemplo,  la comuna 1, la que más votación tiene hasta el momento, 20 mil votos, a una distancia abismal del segundo en votación que se sitúan alrededor de los 8 mil. Pero como no, si la representante de los ediles ante el consejo de gobierno , presidente de la JAL C-1, le sigue el juego a todo lo que la administración le exija, ¿dónde queda el control político?, se pregunta Salazar.

Esteban Salazar, antes de concluir, dice que «por último quisiera referirme a la poca garantía de seguridad en las votaciones, cualquiera se puede inventar una identidad falsa y votar por el proyecto de la comuna que más le convenga, no hay control efectivo y hay rumores muy fuertes que dicen que están utilizando identidades de bases de datos sin la autorización de sus propietarios para así poder llegar a la meta planteada y hasta superarla, quedando bien ante la opinión pública, tanto el Secretario como la administración»; puntualiza.

Para los ciudadanos ha sido especialmente llamativo, que el mismo Secretario de Participación ciudadana, ha venido actuando como político en campaña, con camiseta, gorra y volantes repartiéndolos en los barrios en los que su nombre se hace visible, impreso en los volantes. Este comportamiento les genera dudas, pues no entienden como un secretario, que debería estar trabajando por la ciudad, está perdiendo el tiempo repartiendo volantes que pueden hacer otros funcionarios. Para los denunciantes, este comportamiento sospechoso solo tiene una respuesta: está en campaña política.

Los denunciantes ven sospechoso que todo un Secretario de Movilidad, esté recorriendo las calles de puerta en puerta haciendo campaña.

A las graves denuncias, a los ciudadanos que denuncian en los barrios, les asalta otra duda sobre la validez de la plataforma tecnológica. Indican que nunca quedó claro quién verifica, valida y certifica que es un sistema seguro, quien vigila que no sea manipulada, no hay una veeduría que garantice que el proceso se desarrolla libre, sin manipulación y de acuerdo a la ley. Señalan que no entienden si depende de un organismo como la registraduría que verifique las identidades y controle a los votantes, o uno como el Consejo Nacional Electoral pero para los PP. Igualmente dicen que no han visto que el proceso tenga el concurso de la Procuraduría o la Defensoría del Pueblo y no saben si les compete. Es decir, no saben quién asegura que el resultado de las votaciones y el mismo proceso fue transparente.

Finalmente, señalan los ciudadanos que no entienden porqué tienen que entregar tantos datos que les exige la plataforma. Preguntan quién maneja y cómo utilizan esos datos registrados, quién los guarda. Para los ciudadanos eso es más grave y dicen que es como si quisieran sumarlo al Medellín me Cuida y temen que sea la construcción de la base de datos más grande que alguien pueda tener en la ciudad.

Un ciudadano de mayor edad, destacó que «lo que parece que se está haciendo con esto es «empadronar» a la gente para saber donde vive, donde ubicarla y como llamarla para las elecciones próximas»; afirmación que comparten los adultos mayores que lo acompañan.

Los denunciantes señalan que la plataforma de las votaciones piden muchos datos que no son necesarios para votar y no entienden por qué. Creen que es para perfilar a los ciudadanos.

Los denunciantes tienen claro que el proceso está viciado, que es irregular, y creen que está alejado de la ley. Señalan que no saben como se puede probar, pero los indicios son contundentes, además creen que el que un funcionario ponga su nombre en un volante, es ilegal, pero dicen no estar seguros y que elevarán las consultas a los organismos de control pertinentes, al tiempo que solicitarán que investiguen el proceso que consideran, viola todos los principios de transparencia y la libertad. Sienten que lo que hay es «constreñimiento al elector», engañando y conduciendo a que se vote lo que la administración quiere y no lo que quieren los ciudadanos.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS