fbpx
miércoles, octubre 5, 2022
InicioDenuncia(DENUNCIA) «El Futuro se Parece a Nosotros»: de frente por la legalización...

(DENUNCIA) «El Futuro se Parece a Nosotros»: de frente por la legalización y el cultivo de drogas ilícitas en Medellín

Daniel Quintero y su jauría continúan haciendo de las suyas con la ciudad de Medellín. Frente a todos, y sin que la institucionalidad tome acciones para destruir al monstruo que está acabando con la capital de Antioquia, siguen promoviendo políticas y estrategias que ponen en riesgo a la ciudadanía.

Como ha dado a conocer IFMNOTICIAS.COM en diferentes ocasiones, el propósito de Quintero Calle nunca fue ser alcalde, sino tomar el poder para servir de avanzada comunista con el fin de poner a Medellín como «ratón de laboratorio», en aras de buscar la presidencia de la República de Gustavo Petro, mientras culminaba su tarea de destrucción para postularse él mismo al solio de Bolívar.

En este medio se ha denunciado cómo la intención del gabinete distrital ha sido acaparar los diferentes órganos de poder (concejales y diputados), de control, además de empresarios, para fortalecer su capital y allanar su proyecto político que, según se conoció «es de 20 años» como mínimo.

Las ESAL, Entidades sin Ánimo de Lucro, también están en el centro de atención del quinterismo, –¿o petrismo?– En Medellín. Pero en el ojo del huracán está particularmente la Corporación El Futuro se Parece a Nosotros, antes conocida como Aldea Verde y cuya razón de ser era promover un planeta ambientalmente amigable y sostenible.

También le puede interesar: (INVESTIGACIÓN) Las entidades sin ánimo de lucro, ESAL, que rodean la gestión de la alcaldía con dudosos propósitos: Segunda Parte: EL FUTURO SE PARECE A NOSOTROS

Según conoció IFMNOTICIAS.COM, la mencionada corporación fue puesta a disposición del suspendido alcalde y de su equipo, para ser usada con fines políticos y así alzarse con dineros que están siendo destinados para las diferentes campañas políticas en las que están algunos allegados a Daniel Quintero.

La cuestión va así: la antes denominada Aldea Verde se encargaba de gestionar proyectos en favor de las comunidades y del planeta. Con Daniel Quintero y sus coequiperos, cambió su razón social por El Futuro se Parece a Nosotros y su actividad, ahora disfrazada, se concentra en la captación de dineros para apoyar campañas políticas. Sin embargo, en el presente no solo se dedica a propósitos políticos, sino que parece estar interesada en promover el consumo desmesurado de drogas en Medellín, sin que esto represente consecuencias negativas para los consumidores.

Esto último se deduce tras conocerse que esta Corporación hizo una reforma a los estatutos, aprobada en Asamblea General de Asociados a la que asistieron 19 de los 37 agremiados el pasado 7 de septiembre de 2021.

Según el acta, la asamblea extraordinaria se convocó con el propósito de «renovar» o «reformar» los estatutos, «haciendo especial énfasis en los artículos 1, 8 y 11 (Razón Social, Misión y Objeto Social)».

Dentro de los cambios a los estatutos, destacan los numerales 36, 37, 38, y 39 en los que parece que harán un fuerte énfasis en la legalización, uso y consumo de drogas, tema que va en consonancia con algunas políticas públicas que desde la administración se vienen manejando y que incluyen la promoción del consumo «responsable y consciente» de psicoactivos y que se convierte en una invitación abierta para el consumo de los mismos.

En los numerales del Acta # 022, antes mencionados, reza lo siguiente:

Numeral 36: «Promover y participar en el desarrollo de procesos comunitarios que contribuyan a la erradicación manual y concertada de cultivos considerados de uso ilícitos y en los relativos a la respectiva o correspondiente sustitución».

Numeral 37: «Generar e impulsar procesos de cultivo, transformación y comercialización del cannabis sativa y de otros productos agrícolas alternativos, que ayuden a dinamizar y a fortalecer economías de comunidades étnicas y campesinas».

Numeral 38: «Propiciar y generar espacios de diálogo, discusión, análisis y reflexión, sobre impacto o incidencia del desarrollo de la política antidroga, lo mismo que sobre la despenalización y legalización del consumo de drogas «ilícitas» y de consumo prohibido o restringido, como la marihuana y otras; pudiendo además participar de éstos, con decoro y responsabilidad».

Numeral 39: «Fundar y administrar medios independientes y alternativos de comunicación, en función de una auténtica, íntegra y franca información; en pro de la misión, visión y del objeto social de esta corporación».

También le puede interesar: (ESPECIAL) Las ESAL, entidades sin ánimo de lucro hacen parte del desangre de Medellín: Segunda Parte

Todo lo anterior deja entrever hacia dónde estarían apuntando en la alcaldía de Medellín: la creación de medios de comunicación que serían usados para desinformar y tratar de esconder sus intereses mezquinos y las fallas protuberantes y habituales; contradiciendo, muy posiblemente, lo que otros medios publiquen y que no les sea favorable.

Asimismo, parece que otra de las pretensiones es convertir a Medellín en el epicentro del consumo de marihuana, cocaína, LDS y cuantas drogas psicoactivas existen y que, de hecho, fueron objeto de estudio por esta administración y cuyos resultados están siendo usados para motivar a la población paisa a consumir estupefacientes de «manera consciente y responsable».

¿Será que esta administración está tras la pretensión de habilitar el autoconsumo en las instalaciones de la Alcaldía en La Alpujarra? ¿Se imaginan a los funcionarios consumiendo drogas en las oficinas de la Alcaldía «con decoro y responsabilidad»? Todo es incoherente: alardean de programas anticrimen y antidrogas, mientras parece que pretenden convertir a La Alpujarra en una olla de vicio.

El Futuro Se Parece a Nosotros Acta # 022 by Ifm Noticias on Scribd

ÚLTIMAS NOTICIAS