lunes, marzo 8, 2021
Inicio Opinión Eduardo Mackenzie De nuevo el islamo-fascismo atacó en Francia

De nuevo el islamo-fascismo atacó en Francia

Por Eduardo Mackenzie

Esta mañana, tres personas, dos mujeres y un hombre, fueron salvajemente atacadas dentro de la basílica de Notre-Dame de l’Assomption, en pleno centro de la ciudad en Niza. Una de ellas era una señora de 70 años quien recibió golpes de cuchillo en el cuello. El sacristán de la iglesia, de 54 años, murió de la misma manera. La tercera víctima era una señora de unos 40 años. Ella logró escapar del lugar pero murió por sus heridas en un café donde encontró refugio.

El atacante, un individuo joven de origen magrebino, que no portaba papeles de identidad, fue herido durante la intervención de los policías municipales que acudieron rápidamente al edificio religioso para parar la matanza. Durante la captura, y mientras los médicos lo preparaban para llevarlo a un hospital, el asesino gritaba “Allah Akbar”.

El horror y la indignación se apoderaron, una vez más, de Francia, como había ocurrido el pasado 16 de octubre cuando, en una ciudad cerca de Paris, un islamista checheno asesinó al profesor Samuel Paty. La fiscalía antiterrorista abrió una investigación adicional por “asesinato e intento de asesinato en relación con una empresa terrorista” y “asociación criminal terrorista”.

El presidente de la República, Emmanuel Macron, viajó sin tardar a Niza. “He venido a declarar el apoyo de toda la Nación a los católicos de Francia y de otros lugares”, declaró. “Si nos atacan, de nuevo, es por los valores que son los nuestros, por nuestro amor por la libertad, por la posibilidad en nuestro suelo de creer libremente y no ceder a ningún espíritu de terror”. Y continuó: “Lo digo muy claro: no vamos a ceder”, antes de anunciar que subirá número de militares desplegados en el territorio de tres mil a siete mil.

La declaración más fuerte fue de la del alcalde de Niza, Christian Estrosi, quien exigió medidas más contundentes: “Hay que hacer todo lo posible para aniquilar definitivamente el islamo-fascismo de nuestro territorio”, antes de añadir: “Demasiado es demasiado, ha llegado el momento de que Francia se exonere de las leyes de la paz para aniquilar definitivamente el islamo-fascismo de nuestro territorio”. Según él “todas las iglesias deben ser puestas bajo vigilancia, así como todos los otros lugares de culto de la ciudad”.

“Es un ataque contra todo nuestro país”, estimó Vincent Neymon, vocero de la conferencia episcopal. “Es indescriptible. Otro símbolo fue atacado”. Y subrayó: “Para los terroristas que nos atacan, los cristianos son una representación de Occidente. No se puede matar a nadie en nombre de Dios, cualquiera sea la fe que tengamos”.

Lo de hoy revivió en Niza la memoria el atentado perpetrado el 14 de julio de 2016 cuando un islamista mató a 86 personas al lanzar su camión contra la multitud que miraba tranquilamente unos fuegos artificiales la mayor avenida de esa ciudad.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció la celebración de una “reunión de crisis” en la sede de su ministerio en París. La Asamblea Nacional, por su parte, guardó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de hoy.

ÚLTIMAS NOTICIAS