IFMNOTICIAS

Cuando la prensa presiona lo que la federación de fútbol de Chile no considera

Foto: Photosport

IFM – CHILE. En esta frase se resume lo que se ha vivido durante los dos últimos días en Chile, luego de que su selección de fútbol quedara por fuera del campeonato mundial de fútbol Rusia 2018, al caer frente a Brasil tres goles por cero. Como si se tratara de la búsqueda de una salvación milagrosa, la prensa chilena presionó desde el mismo instante que terminó el compromiso entre Perú y Colombia en el Estadio Nacional y en el que las dos selecciones resultaron triunfantes para el efecto de los resultados de clasificación con el empate 1-1.

Colombia con el gol de James Rodriguez logró clasificarse directamente en la cuarta casilla de la tabla y Perú, con gol de Paolo Guerrero, mantenerse con vida en la búsqueda de su clasificación en la repesca contra Nueva Zelanda, en la quinta posición de la tabla, dejando por fuera de la posibilidad a Chile por diferencia de goles. Pero lo que indignó a los chilenos, fueron los últimos minutos del partido en Lima.

Los mismos jugadores han reconocido que cuando James Rodriguez sale del campo e ingresa Yimmi Chará, éste trae información de los resultados en los demás estadios del continente donde se jugaba la jornada 18 de las eliminatorias, información que le pasa a su capitán Radamel Falcao quien inmediatamente le cuenta a los defensas peruanos, informando que el resultado a escasos minutos del final, favorecía a los dos equipos y que el objetivo estaba cumplido con la clasificación de Colombia y la quinta casilla de perú que lo enviaba a Nueva Zelanda dejando a Chile por fuera.

Los minutos siguientes son de un juego de entrenamiento en donde ni Colombia atacó ni Perú, con la posesión del balón, avanzó, quedándose en la mitad del campo al pelotazo lateral entre los delanteros. Entre el secreteo con la boca tapada de Radamel hasta el pitazo final, los chilenos caían en Sao Pablo y Venezuela sentenciaba a Paraguay manteniendo la diferencia de goles que favoreció al conjunto Inca. Ayer el capitán de la selección Colombia, negaba ante los medios de comunicación que se hubiese realizado pacto alguno de arreglo del partido, aunque reconoció que sólo comunicó los resultados a los defensas peruanos.

La prensa chilena y la hinchada en las calles se manifestaron en contra y durante dos días seguidos han hecho toda la presión posible en busca de que oficialmente la Federación Chilena de Fútbol, demandara el partido Perú-Colombia, como una posibilidad de salvar en el escritorio lo que la roja no logró en el campo durante toda la campaña de eliminatoria.

Precisamente las reclamaciones en el escritorio realizadas por Chile, le valieron, a la luz de los expertos, la clasificación a Chile, pues hace un año, cuando avanzaban las primeras jornadas de la eliminatoria, Chile demandó un partido de Bolivia lo que le concedió a su vez, tres puntos también a Perú y lo elevó en la tabla de clasificaciones. De ahí en adelante, Chile jugó sus 18 partidos ganando 8 empatando 2 y perdiendo 8.

Pese a la presión de la prensa deportiva a la que se sumó como un canto nacional los millones de aficionados y periodistas de otras áreas quienes exigían a la federación demandar el partido a través de los programas de variedades, informativos además de los programas especializados, prensa escrita, descarnadas columnas, la Federación Chilena de Fútbol al fin respondió a las demandas con un rotundo no.

Andrés Fazio Molina, vicepresidente de la Asociación Nacional de Futbol Profesional, expresó claramente que .“Es un rumor sin fundamento, no se tomará ninguna medida en contra de Perú y Colombia”, en una clara negativa a las exigencias chilenas. Fazio quien habló con la prensa colombiana a través de la Radio Blu.

La prensa chilena, en vez de analizar lo ocurrido en toda la campaña de eliminatorias con la bicampeona de América, decidió llenar sus espacios para la reclamación exigiendo la aplicación del artículo 6.3.2 de la circular No 1424 de la FIFA y que está en el documento “Recomendaciones específicas para combatir el amaño de partidos” en la que se habla de las sanciones de pérdida de los puntos, si se “influencia ilícita en el curso o resultado de los partidos”.

Pero para los directivos del fútbol chileno, es claro que lo ocurrido en Lima, no viola los reglamentos y obedece a un juego que a los pocos minutos que faltaban, terminaría con el mismo resultado, pues los 3 goles en contra de Chile ya lo tenían con muy pocas posibilidades.