jueves, abril 22, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) Se "desencajó" la directora de Metrosalud, Marta Castrillón

(CONFIDENCIAL) Se «desencajó» la directora de Metrosalud, Marta Castrillón

La entidad municipal encargada de la administración del sistema de salud público de Medellín, Metrosalud, viene siendo objeto de críticas desde diferentes sectores. Las constantes denuncias a la entidad van desde despidos injustificados, terminación de contratos a personal médico para recontratar por menor precio, mala gestión frente a la pandemia, no pago oportuno de sueldos al personal y una guerra fría entre empleados y la dirección.

Los sindicatos han puesto el dedo en la llaga, pero a ellos se suman desde los empleados no sindicalizados hasta contratistas dolientes ciudadanos que ven con desesperanza el cómo se llevan las riedas de la entidad, otrora, la insignia del deber ser operativo de un sistema de salud eficiente,

Desde que llegó Marta Castrillón, la gerente de la entidad, se generó una reacción inmediata de resistencia y fricción. Muchos desde los sindicatos y otros sectores, recordaron su primer paso por la entidad y la recordaron con fricciones y no muy efectiva. Si bien dieron compás de espera, las sospechas que la segunda parte no sería la mejor, parece que se ha venido cumpliendo y las tensiones se han ido incrementando.

En medio de las críticas y hasta ahora, se había percibido una gerente racional, pero al llegar Semana Santa, época donde la actuación de las líderes de la salud en Antioquia ha sido comprometidas por sus comportamientos, Castrillón se «desencajó» y protagoniza un rifi-rafe a través de Twitter de bajo nivel para una funcionaria de su posición.

Todo comenzó cuando el Sindicato de Trabajadores Oficiales de Metrosalud Medellín SINTRAOMMED denunció ante el Alcalde de Medellín, Daniel Quintero que sus sueldos estaban atrasados y en una carta, le pidieron al mandatario no solo que les pagaran, sino que denunciaron el estrés laboral al que están sometidos los médicos y empleados con los recortes de personal y todo en medio de los picos de pandemia que tanto preocupan a la administración, entre otras cosas.

Clemencia Toro es una destacada abogada que trabajó en la entidad por 27 años siendo Directora Jurídica. Conocedora como la que más del manejo interno de Metrosalud a través de varias administraciones, de repente y a poco tiempo de su jubilación, la gerente Marta Castrillón, despidió a Toro, lo que generó una demanda que la abogada ganó. Un juez ordenó su reincorporación hasta que se pudo jubilar.

Desde entonces Castrillón no soporta los comentarios y críticas de Toro y Toro hace una labor de veeduría sobre la entidad pública denunciando constantemente las irregularidades en busca de que las cosas mejoren para bien de los ciudadanos.

Justo en esta Semana Santa, Toro y el Sindicato denunciaron que Castrillón había dejado la ciudad para irse a Cartagena con viáticos de la entidad en misión de, supuestamente, sostener reuniones con los abogados que asesoran a Metrosalud en la negociación colectiva; pero justo en Semana Santa y a Cartagena en medio de una fuerte crisis económica y en medio del pico de pandemia más grande en lo corrido del año; mientras no se le había pagado al personal.

La denuncia también fue hecha por el exconcejal Bernardo Alejandro Guerra, quien en su cuenta de Twitter hizo el llamado de atención y la denuncia pública de lo que estaba ocurriendo.

Para el momento en que el exconcejal Guerra hace la denuncia, la funcionaria acababa de llegar de Cartagena, revelaron desde el Sindicato quienes además informaron que finalmente se le pagó al personal de planta a última hora del miércoles con los recursos reservados para los contratistas a la espera que desde la Secretaría de Hacienda, se giren los recursos. El problema es que el pago a los contratistas se debe hacer el lunes de pascua y si Hacienda no gira oportunamente, ahora el retraso será con los contratistas. Es decir, la tensión económica interna continua.

Pero justo estas denuncias generaron el rifi-Rafe en la que la funcionaria Castrillón gerente de Metrosalud se «descuadernó» y perdió las formas del debate público a través de Twitter y comenzó a insultar a Toro y al exconcejal Guerra; el detonante fue el cuestionamiento por los recursos que aparecieron de repente para pagar la nómina de la entidad.

Lo primero fue desmentir a Guerra a quien le dijo que ya habían pagado y que estaba en Rionegro pero a renglón seguido le dice «mentiroso» y «corrupto»:

Y luego se enfrenta a la ex directora jurídica ya en uso de su jubilación en una serie de insultos y calificativos por la misma razón y que distan mucho de la ecuanimidad y respeto a los contradictores que debe primar sobre un funcionario público.

En la discusión, las palabras favoritas fueron acusaciones de «Corrupta», «mentirosa», «impoluta», y hasta envía a Toro a disfrutar de su jubilación».

Pero el tema no quedó ahí. Minutos mas tarde volvió sobre Guerra y moderando un poco su lenguaje ya le pidió que se retractara.

Así terminó el Miércoles Santo y Jueves Santo, en medio de las discusiones las mismas que continuaron el Viernes de Pasión cuando el exconcejal le sugiere ayudarle al Alcalde Quintero, quien esta semana anunciará varios cambios en su gabinete.

Entonces Marta Castrillón bloqueó al exconcejal Bernardo Alejandro Guerra.

Clemencia Toro, entonces reveló los consejos dados al Alcalde de Medellín, Daniel Quintero y de los que el mandatario hizo caso omiso.

El asunto es que la discusión y acusaciones hechas en la «descuadernada» que de pegó la gerente de Metrosalud, no soluciona la grave situación por la que pasa la entidad y más con acusaciones como las que pesan sobre Castrillón sobre las relaciones con el Secretario de Hacienda, Oscar de Jesús Hurtado y el escándalo de contratación de corretaje de seguros a través de la firma de los hermanos hurtado y excuñados; el intento de acallar a sus críticos, inclusive bloqueándolos en sus cuentas de Twitter o buscando que cuentas como las de Asmedas fueran suspendidas, que desde estas organizaciones, la señalan como la promotora,

Al menos así lo da a conocer uno de los médicos que le hizo un llamado a la funcionaria.

El tema de Metrosalud es más profundo. Tiene que ver con sus finanzas y su gestión en medio de una pandemia que no da tregua. Todas son condiciones de difícil manejo y que superan a la funcionaria, de quien los denunciantes coinciden en advertir que solo existe una salida a la situación y es con la remoción de la funcionaria.

ÚLTIMAS NOTICIAS