martes, abril 20, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) La verdad del extraño contrato de la firma cazatalentos que seleccionó...

(CONFIDENCIAL) La verdad del extraño contrato de la firma cazatalentos que seleccionó el gerente de EPM

La selección y nombramiento del nuevo gerente de Empresas Públicas de Medellín, Alejandro Calderón Chatet, hombre cercano y casi familiar del Alcalde Quintero, sigue dando tema que hablar.

A la falta de claridad en los títulos universitarios que rodean a Calderón Chatet, principalmente por el cuestionado título de Harvard del que había dado cuenta de ser un «magister en administración de empresas, con énfasis en finanzas
de la Universidad de Harvard en Estados Unidos», cuando en realidad se trata un titulo de «master en estudios de artes liberales extendidas» y que tiene una solicitud de homologación en curso como maestría en Gobierno; se le suma un extraño proceso de selección de una firma cazatalentos de Cali.

Se trata de Executive Connection, firma que el mismo alcalde Daniel Quintero confirmó, luego que este portal revelara su nombre. Ante la exposición y los cuestionamientos al nombramiento de Calderon Chatet, Quintero publicó dos mensajes en twitter con los títulos del nuevo gerente y un escueto informe del proceso de selección realizado por la firma caleña que también tiene oficina en Bogotá.

El «hacer parecer» ha sido la metodología del alcalde Daniel Quintero, quien señala que la firma Executive Connection es internacional con presencia en 34 países y con 56 oficinas, algo que no es cierto y dicho por los propios dueños.

IFMNOTICIA.COM conversó con los tres propietarios, socios y partners de Executive Connection EC, Maria Isabel Ventura, Elsa María Solis y Santiago Solis. Fueron tres diálogos telefónicos diferentes en los que se dieron diferentes resultados y respuestas. La empresa tiene la oficina principal en Cali, en donde se encuentran dos de sus socios Maria Isable y Elsa María y en Bogotá en donde está el Partner, como se titulan sus cargos en su página web.

Lo primero es que el alcalde de Medellín hace parecer que Executive Connection es una firma de Alto Partners, cosa que no es cierto. Alto Partners es una red de profesionales independientes dedicados a cazar talentos de la cual lo profesionales de Executive Connection son miembros como se ve en la información pública de la propia página de la red.

La red tiene a reputados profesionales en el mundo, pero es una red de profesionales más no una empresa internacional. Esta red solo auna voluntades y esfuerzos que interconecta a los profesionales miembros en todo el mundo, a modo de un club de networking que permite que si un profesional tiene un cliente en alguna parte del mundo y necesita apoyo en otro lugar, se pueden apoyar. Esto es que cada miembro de la red es independiente, no tiene subordinación alguna, la red no tiene acciones en Executive Connection.

Maria Isabel Ventura, socia de EC, define su empresa como una «Firma Boutique», es decir, una empresa pequeña en la que los clientes encuentran todo lo que necesiten con alta calidad. Santiago Arias por su parte señala que la empresa es una pequeña-mediana empresa que tiene 8 empleados y que es local, una empresa colombiana independiente y que tiene 10 años de experiencia con oficinas en Cali y Bogotá.

En un primero contacto con Elsa María Solis, la conversación se dio en medio del nerviosismo y el negativismo a continuar la conversación, sin querer ofrecer información al respecto del proceso de selección del nuevo gerente de EPM. En medio de este primer contacto, se limitó a decir que ella no había sido la encargada del procesos y remitió a sus otros dos socios, Ventura y su hermano Santiago.

La conversación con Ventura fluyó mejor pero igualmente en medio del negativismo a ofrecer detalles del proceso, pero fue mas abierta al hablar de su firma, de la que enfatizó que además se construye de la experiencia reputacional de sus socios quienes llevaban muchos años trabajando en el sector de Head Hunters, (cazatalentos) en diferentes empresas lo que les permite reunir entre los socios y partners el soporte de la experiencia necesaria de la joven compañía.

Pero algo surgió en medio de los suscecivos «de eso no voy a hablar» a las preguntas puntuales al proceso de selección de Calderón Chatet, cuando se tocó el tema del costo del contrato con EPM para adelantar el proceso de seleción «el proceso no se cobró y fue una donación». Tras esta respuesta, indicó que quien había llevado el cliente a la compañía había sido Santiago Arias desde Bogotá.

Solis Arias indicó que EC es una empresa muy reputada con 10 años de experiencia y que usualmente suelen hacer «donaciones por responsabilidad social» una por año. Al preguntarle si se podía conocer alguna otra donación se negó a dar la información aduciendo confiedencialidad del cliente. Es mas, esa frase fue reiterada en la conversación de por lo menos 45 minutos.

El monto de la donación fue superior a los 150 millones de pesos, valor que cuesta un proceso de selección para un funcionario de esta talla, más cuando el precio se fija en relación al sueldo que tiene el personaje a cazar.

Explicó que para el proceso se tuvieron en cuenta 48 hojas de vida de externos e internos, muchos de ellos presidentes de grandes compañías y multinacionales; haciendo el filtrado hasta llegar a 6 externos y 4 internos. De los externos ninguno fue entrevistado ni aplicada prueba alguna, pues ya los conocían de otros procesos y ya estaban evaluados. Sobre sus nombres se negó a darlos por confidencialidad con el cliente.

De los cuatro internos, todos fueron vicepresidentes. A ellos se les aplicó una prueba y una entrevista, pero nunca se validaron los títulos, pues consideraron que si ya trabajaban en la empresa, esas hojas de vida y títulos ya habían sido validados.

El proceso, dice Solis, duró un mes, y fueron presionados en el tiempo, algo que les demandó muchas horas de trabajo y gastos que no cobraron, algo que los llevará a no volver a hacer este tipo de donaciones, pues quedaron aburridos con lo que implica.

A la pregunta sobre cómo fue el contacto con EPM, Solis dio dos versiones que dejaron confusión, la primera fue que fue directamente el Alcalde Daniel Quintero el que los llamó, pero cuando se preguntó por el tipo de contrato, dijo que habían sido ellos quienes hicieron una oferta de donación y contactaron al alcalde. Al hacerle caer en la cuenta de la contradicción y que precisara que había sido primero si la llamada del alcalde o la oferta, se limitó a responder que «es irrelevante». Es así como quedó la duda de la manera como fue el contacto, no obstante negó que ese contacto se hubiera producido por recomendaciones alguna.

A Santiago Solis se le peguntó también si habían trabajado antes para alguna empresa o entidad pública, a la que dijo que a muchas, pero al contrapreguntar sobre el nombre de algunas de ellas, dijo que no hablaría de sus clientes porque era confidencial. Se le hizo caer en la cuenta de la contradicción de la confidencialidad, cuando en la página web tienen una sección en la que divulgan con los logotipos los clientes por sectores y que en ellos no había ninguna pública; y se negó a responder.

En el mismo sentido se le preguntó a Solis sobre el papel del acompañamiento que tuvo la Junta Directiva, y expresó que con la Junta construyeron el perfil del candidato. En ese sentido, quedó claro por parte del partner director de la oficina de Bogotá de la firma cazatalentos EC, que se definió un «perfil financiero que supiera valorar empresas». Es decir, la junta directiva, según Solís buscaba que por encima de conocimiento sobre energía, gas, telecomunicaciones, procesos de ingeniería y el core de negocio de EPM, estuviera un perfil de alguien que supiera valorar empresas de manera financiera.

Al ser cuestionado por ese perfil, y si lo que se pretendía con buscar a un gerente con ese énfasis tenía que ver con el propósito de valorar empresas para venderlas, la respuesta de Santiago Solís, fue: «probablemente».

Con esa revelación se insistió en los títulos del señor Calderón en el tema de ser Trabajador Social y sobre si en el criterio de EC una persona que no había tenido la experiencia de ser CEO de una gran compañía con el core de negocio de EPM era viable; y Solis explicó que lo importante del puesto es la calidad de líder para hacer funcional la estructura y el equipo de trabajo. Indicó que no importa en estos casos los títulos como la experiencia puntual según el perfil y en este caso, la experiencia financiera en la valoración de empresas era adecuada, y enfatizó, «por eso quedó entre los candidatos de las hojas de vida que pasamos, 6 exterenas y 4 externas».

Esto llevó a preguntarle a Solis, sobre qué los llevó a definirse por Alejandro Calderón Chatet, a lo que enfáticamente respondió en medio de risas, que ellos no eligen, que EC solo decanta en el proceso de selección una hojas de vida para que entre ellas sea elegida la persona. Solís enfatizó que solo llegaron hasta la entrega de las 6 hojas de vida de externos y 4 internos y que fue el Alcalde directamente quien eligió.

Es decir que la firma cazatalentos entregó en total 10 hojas de vida y fue el alcalde Daniel Quintero quien eligió al hermano medio de sus primos como gerente de EPM.

La firma cazatalentos Executive Connection es una reputada empresa de selección de personal, es pequeña en la participación del merecado en su sector y con base en un centro comercial de Cali y en Bogotá. Es parte de una red de profesionales que tiene miembros en diferentes partes del mundo, pero no es una empresa internacional ni tiene presencia internacional, es una empresa local que se ha dedicado a fortalecerse en el mercado haciendo donaciones estratégicas de «responsabilidad social» como la que hicieron con EPM.

El valor de 150 millones de pesos donado, no quedó claro si les será certificado para impuestos, es más, no se sabe si jurídicamente EPM puede aceptar donaciones. No quedó claro si el contrato de donación pactado se dio por contacto inicial del alcalde que los llamó o si fue EC quien les hizo la oferta de manera gratuita.

Queda la duda sobre como EPM legalizará la donación o si la alcaldía la derivará a través de otra empresa o entidad anexa.

Lo que queda claro es que no es cierto que la empresa cazatalentos fuera internacional como lo dijo el alcalde, que tampoco fue la selección realizada por la firma, pues esta solo se quedó en la entrega de 10 hojas de vida y que quien en realidad definió el cargo fue el Alcalde Daniel Quintero. Una vez mas, el hacer parecer prima sobre las declaraciones del mandatario local.

Lo que más llama la atención es, cuando se le pregunta a Solis si tras esa donación había algún interés con EPM, pues la respuesta es «No. Nuestra donación es enteramente desde los principios de Responsabilidad Social que tiene Executive Connection».

ÚLTIMAS NOTICIAS