jueves, abril 22, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) La politiquería que se tomó a ACOPI - Antioquia y que...

(CONFIDENCIAL) La politiquería que se tomó a ACOPI – Antioquia y que la ha aislado del sector gremial

En los últimos días, el controvertido político Gabriel Jaime Rico, que a cuenta de una transacción en la consecución de recursos para Acopi, terminó graduado de dirigente gremial local para la que ese gremio le creó oficina propia para que administrara esos recursos, viene mostrando una tendencia, considerada por algunos, como irrespetuosa con el Presidente de la República Iván Duque.

Uno de los principales dirigente gremiales nos escribe mostrando su absoluto rechazo a este comportamiento ofensivo e irrespetuoso del director de ACOPI Valle de Aburrá Gabriel Jaime Rico, en contra del Presidente de la República, y que en su opinión refleja equivocadamente la actuación de cualquier funcionario perteneciente a un gremio.

Este personaje político sólo ha manchado la reputación de la importante labor que realizan los gremios por los empresarios y el desarrollo del país, toda vez que su trayectoria política, muy cuestionada, mina la pulcra labor que los gremios han venido desarrollando en la región.

Es claro que al menos en esta parte del país, los gremios han sido cuidadosos de participar en política y se han preocupado por su transparencia, defensa de sus agremiados y el establecimiento de unas relaciones institucionales respetuosas con las administraciones, manteniendo las distancias ideológicas.

Los intereses politiqueros de Gabriel Jaime Rico van en contra de la misión y objetivos de cualquier gremio. Por esto, empresarios y dirigentes manifiestan abiertamente su desconfianza hacia esta persona y reclaman su salida de Acopi.

Se sabe que a cada reunión que asiste Rico, genera incomodidad, molestia en algunos y resistencia en la mayoría que no están de acuerdo con la «compra» del puesto que hizo Rico y la forma en como ACOPI se prestó para ello, solo por un presupuesto.

ACOPI Antioquia gracias a la vinculación de Gabriel Jaime Rico ha sido aislado de las principales decisiones empresariales del departamento y solo mantienen su estrecha relación de intereses particulares y políticos con el Alcalde Daniel Quintero.

Los empresarios antioqueños tienen claro que no quieren que sus representantes y líderes gremiales estén mezclados con la politiquería ni participen en política y así lo han hecho saber con el episodio que terminó con la renuncia del director ejecutivo de Fenalco Antioquia, generada por la presión de los empresarios y afiliados a ese gremio.

La incomodidad es de tal magnitud, que ya suenan voces dentro del empresariado industrial de Antioquia en términos similares a lo ocurrido con Fenalco, en la que varios empresarios buscan plantearse el retiro del gremio de persistir la prioridad a los intereses politiqueros a los que realmente tienen los agremiados en tiempos tan difíciles como los que se vive por la pandemia.

Es hora que la Dirección de ACOPI piense realmente, si su misión a partir de ahora está ligada a la politiquería o volverá por el camino de defender en Antioquia, los intereses de sus agremiados.

ÚLTIMAS NOTICIAS