fbpx
miércoles, agosto 17, 2022
InicioMedellín(CONFIDENCIAL) El enredado panorama del Centro Democrático en el Concejo de Medellín

(CONFIDENCIAL) El enredado panorama del Centro Democrático en el Concejo de Medellín

Tras la segunda vuelta presidencial los movimientos al interior del Concejo de Medellín y sobre todo en el partido Centro Democrático se convirtieron en una historia que en realidad parece de novela con una nueva entrega cada día e incluso, hasta dos entregas diarias, por la velocidad a la que se está moviendo la información.

Primero llegó la formalización de la renuncia, que había anunciado semanas atrás, de Albert Corredor, que no solo salió de la corporación sino también del partido a través del cual llegó al Concejo. Corredor comenzará su carrera por la Alcaldía de Medellín bajo la sombrilla de su gran amigo Daniel Quintero y del grupo de «independientes».

Luego, llegó la renuncia de Simón Molina que también salió del partido y a su curul, para iniciar su carrera hacia la Alcaldía de Medellín aunando esfuerzos para hacerle contrapeso al candidato que apoye Daniel Quintero para llegar al piso 12 de la administración distrital.

A esta situación se sumó la sanción interpuesta por el comité de ética del Centro Democrático a los cuatro concejales, Albert Corredor, que renunció luego de la sanción, Paulina Aguinaga, Nataly Velez y Lina García Gañan, porque no actuaron de acuerdo a lo acordado como bancada. Realidad que puso a las tres concejales en una compleja situación ya que perdieron la voz y el voto por los 18 meses que restan de mandato.

Ya se sabe, por fuentes del partido Centro Democrático, que para las próximas elecciones, los cuatro sancionados no podrían contar con el aval del movimiento político por su posición cercana a Daniel Quintero, a quien el partido como bancada le había declarado su posición como opositor.

Los cuatro sancionados quedaron en la situación compleja porque de no retirarse ahora del partido perderían la posibilidad de participar en la próxima contienda electoral del 2023 cuando se pelean los cargos regionales y locales.

Ante esta realidad Paulina Aguinaga ya presentó su renuncia al partido y al Concejo abriendo la posibilidad de buscar aval en otras toldas sin incurrir en la doble militancia.

Según fuentes confidenciales consultadas por IFMNOTICIAS.COM tanto Velez como García Gañan tomarían una determinación diferente. Lina García ya habría renunciado al partido a través de un mensaje de whatsapp, pero no estaría dispuesta a irse del Concejo por lo que el Centro Democrático tendría que pelear la curul ya que en los cuerpos colegiados éstas pertenecen a los movimientos políticos a través de los cuales se eligen sus miembros.

A diferencia de Lina, Nataly Velez no saldría ni del partido ni del Concejo, pero se convertiría en la piedra en el zapato del Centro Democrático para las determinaciones de bancada, y es que aunque no tiene ni voz ni voto por la sanción del CD, los concejales de su partido necesitarían de su firma para algunas actuaciones ante el Concejo por lo que sin ella podría bloquear cualquier iniciativa.

Esta actitud de Velez podría interpretarse como un suicidio político porque no tendría la opción de aspirar a otro cargo de elección popular en un futuro próximo, sin embargo, según algunas fuentes consultadas, es posible que la concejal se la juegue a llamar lo suficiente la atención, respaldada en el argumento de «victima», que le permita acceder a algún cargo político con el próximo alcalde, gobernador o con el gobierno de Gustavo Petro.

La cercanía de los «traidores» con Daniel Quintero, finalmente les pasó factura.

ÚLTIMAS NOTICIAS