fbpx
lunes, octubre 3, 2022

Coctel Molotov

Por Mayor de la reserva Activa Álvaro Martínez G.

Fue el pueblo finlandés que se inventó la palabra Molotov, refiriéndose a la invasión de las fuerzas revolucionarias de Stalin y el intento de tomarse Helsinky en 1939, cuando el primer ministro ruso Vyacheslav Molotov se inventó la gran mentira: «Los aviones estaban llevando alimentos y logística al país que se encontraba sitiado y no lanzando bombas como le hicieron creer al mundo.

Por estos días han causado revuelo político las medidas unilaterales que está implementando el gobierno en materia de petróleo-gas-energía, una verdadera bomba Molotov que puede desencadenar una violencia inusitada, sumada a la invasión de tierras.

Indudablemente esto terminaría por tumbar al gobierno. Sin embargo, no puedo cargar en mi conciencia con tanta infamia e hipocresía, pues todo parece una obra de teatro ya que detrás de toda esta parafernalia está la reforma al Código Electoral, proyecto radicado el martes en el Congreso que incluye el transfuguismo.

Quizás esto es lo más peligroso para la democracia porque les da versatilidad a los políticos de «columpiarse» de un partido a otro, para cambiar de color como los camaleones: hoy verdes, mañana rojos, pasado mañana azules o amarillos como partidos salpicón que finalmente se convierten en el box-coulvert de la basura de los partidos tradicionales; renunciando a la doctrina, filosofía y escuela de pensamiento.

Estarán revolcándose en la tumba los próceres de los partidos liberal y conservador: Tomás Cipriano Mosquera, Manuel Murillo Toro, Alberto Lleras Camargo, Alfonso López Pumarejo, Julio César Turbay Ayala y Virgilio Barco de los rojos y los azules Mariano Ospina Rodríguez, Mariano Ospina Pérez, Laureano Gómez y Misael Pastrana Borrero.

Es un llamado a la reflexión para que retomen el sendero de la democracia y un efecto catártico para salvar a sus partidos los comunistas que solo piensan en conformar un solo partido con la estrategia del todo vale y la combinación de las diferentes formas de lucha.

Señores políticos, no caigan en la trampa. Este 26 de septiembre estamos convocando a la gran marcha nacional en protesta por todas las medidas que está tomando esta dictadura, prácticamente ya tienen arrodilladas a las Fuerzas Armadas y ahora vienen por ustedes, pues están convocando a un ejército popular revolucionario del pueblo que consolidaría un poderoso órgano opresor.

«Un pueblo que se deja poner las cadenas es un pueblo esclavizado». Estamos en manos de la delincuencia como está ocurriendo en Venezuela y México. Además, tenemos una justicia arrodillada y vendida que es inoperante y paquidérmica.

ÚLTIMAS NOTICIAS