IFMNOTICIAS

Así es el negocio de Walt Disney y su compra de Fox. 6 claves para entenderlo

TELEVISIÓN. De la noche a la mañana, luego de comprar el gigante Fox por 71.300 millones de dólares, la compañía Disney se convirtió en un emporio de entretenimiento sin precedentes, la mayor en sus 96 años de trayectoria.

¿Qué sabemos hasta ahora del acontecimiento en su complejo y cambiante entorno corporativo?

1. La familia Disney se amplía

Entre los activos de 21st Century Fox que pasan a manos de The Walt Disney Company están las productoras de cine 20th Century Fox, Fox 2000 y Fox Searchlight; los estudios Fox Family y Fox Animation o los canales de televisión National Geographic y FX Networks.

Disney posee también la parte que tenía Fox en los conglomerados Tata Sky y Endemol Shine, así como en la plataforma de streaming Hulu, de la que ahora tiene el 60 %.

En cuanto a fuerza de trabajo, cuando unos llegan, otros se van. La compañía del ratón Mickey absorberá 15.400 trabajadores de Fox, controlada en buena parte por el magnate Rupert Murdoch, y contará entre sus filas a exdirectivos del conglomerado.

No obstante, el principal ejecutivo de Disney, Bob Iger, artífice de esta operación junto a Murdoch, ha prometido a sus accionistas un ahorro de 2.000 millones de dólares hasta 2021, por lo quelas estimaciones más conservadoras de los expertos estiman unos 4.000 despidos en consecuencia.

2. El imperio Murdoch se reorganiza

Fox ha renacido en bolsa este miércoles como una nueva empresa “independiente” y con cuatro nuevos miembros en su junta directiva que se suman a Rupert Murdoch, relegado al puesto de copresidente, y a su hijo, Lachlan Murdoch, que toma el mando del imperio como consejero delegado y presidente.

“Estamos encantados de dar la bienvenida a nuestros nuevos colegas a la junta de Fox. Esperamos trabajar con ellos y que nos guíen mientras empezamos un nuevo capítulo, comprometidos a ofrecer lo mejor en noticias, deportes y programación de entretenimiento”, dijo Lachlan Murdoch en un comunicado.

Así, la nueva Fox va a centrarse en las noticias y los deportes, ya que conserva sus marcas más fuertes: Fox News, Fox Sports, Fox Network, y las estaciones de televisión que distribuyen esas informaciones.

3. Una larga pugna

A finales de 2017, Disney ofreció 52.400 millones de dólares por los activos de Fox pero le surgieron rivales, como Comcast (dueña de las cadenas de televisión NBC y Telemundo), que propuso comprar esos negocios por unos 65.000 millones.

El pulso a tres bandas se resolvió cuando Disney subió el listón hasta los 71.300 millones, que ha pagado finalmente. A ello se suman, según el comunicado de la empresa, unos 19.800 millones de dólares en efectivo y una deuda asumida por valor de 19.200 millones.

Quedaba obtener luz verde de los reguladores de la competencia de varios países, que acabaron imponiendo condiciones relacionadas con la posición de Disney en el mercado de los deportes televisados, entre otros asuntos.

En ese sentido, en verano de 2018, la Justicia de EE.UU. dio su aprobado a la transacción pero obligó a excluir 22 canales de televisión regionales de deportes de Fox, que Disney está en proceso de vender a terceros.

Poco después, los accionistas de Disney y 21st Century Fox, por separado, aprobaron el acuerdo, pero no fue hasta que la última autoridad, la mexicana, dio el visto bueno, cuando Disney anunció la fecha de fin de la operación, el 20 de marzo a medianoche.

4. Novedades a corto plazo

Ante la tendencia de los últimos años a prescindir de la televisión por cable tradicional en favor de los servicios “a la carta” o “directos al consumidor”, Disney pretende plantar cara a las nuevas plataformas de streaming, lideradas por Netflix.

Ya tiene un servicio de este tipo orientado a los deportes y ligado al canal ESPN, pero a finales de año lanzará otra plataforma orientada a un público más familiar, Disney+, ante lo cual retirará de otros catálogos sus películas y series.

Aparte de eso, se mantienen los títulos previstos este año para la gran pantalla con versiones de Dumbo, Aladdin y The Lion King, la cuarta entrega de Toy Story y dos películas que prometen romper récords de taquilla: Avengers: Endgame de Marvel y el episodio IX de Star Wars.

5. A la larga, más poder en Hollywood

Y es que a Disney, que ya era una potencia hollywoodiense gracias a las adquisiciones de los estudios Marvel, Pixar y Lucasfilm, bajo la batuta de Iger, ahora le “acompañará la fuerza” del séptimo arte más allá de Star Wars, ya que se va a nutrir de los personajes más famosos de la industria.

Entre ellos están los superhéroes de X-Men; los de Avatar, el mayor éxito del cine de todos los tiempos, de la que su director James Cameron prepara al menos cuatro secuelas; The Simpsons, la serie más longeva de la historia de EE.UU., o Modern Family, una de las más gamberras.

Está por ver cómo gestionará el coloso Disney su nueva lista de negocios, que generan entretenimiento para públicos muy dispares, y cómo afectarán sus decisiones a la industria, como a las salas de cine, que observan con cautela este aumento de dominio de una sola empresa en el sector.

6. ¿Ahora, qué dice Wall Street?

Disney ha anunciado que cerca del 52 % de los accionistas de Fox eligieron recibir 38 dólares por acción en efectivo en el contexto de la operación, mientras que el 37 % prefirieron recibir títulos de la veterana firma del ratón Mickey.

No obstante, este miércoles fue un día volátil en Wall Street y los títulos de Disney bajaban un 0,95 %, aunque la jornada era peor para los accionistas de la nueva Fox, cuya cotización caía casi el 5 % para sus dos tipos de papeles en el mercado.

 

EFE

Comentarios: 0