miércoles, abril 21, 2021
InicioOpiniónCarlos Andrés Echavarría BlandónAnibal Gaviria Correa, ¿chivo expiatorio? Parte 1

Anibal Gaviria Correa, ¿chivo expiatorio? Parte 1

Por: Carlos Echavarría

El día 3 de marzo del año 2021, la opinión pública recibe la noticia que el gobernador de Antioquia en ejercicio, Dr. Aníbal Gaviria Correa, es detenido nuevamente por la Fiscalía General de la Republica, con el fin de retomar el proceso pertinente a: “presuntas irregularidades en la actividad contractual derivada con ocasión de las obras de mantenimiento y pavimentación de un tramo de la Troncal la Paz, entre La Cruzada- Caucasia”, cuyo principal problema radica con el anticipo autorizado por el burgomaestre del 29% del valor del contrato, cuando la Ley para ese entonces, solo autorizaba como máximo un 25% . Bajo ese concepto, considera la Fiscalía que Gaviria Correa cometió un delito de Peculado en favor de terceros.

La presente columna no está encaminada en determinar si el Gobernador Gaviria es responsable o no de dichos actos, esa es labor probatoria por parte de la Fiscalía y condenatoria o exculpatoria por parte del establecimiento de justicia del país. La opinión aquí presentada, es en lo mal parado que queda la institucionalidad colombiana con el caso de la presunta corrupción de Aníbal Gaviria.

La vía en mención, fue completamente terminada bajo las especificaciones del contrato; los dineros por su construcción fueron pagados por la administración pública y los anticipos otorgados, fueron amortizados en su totalidad. Entonces, ¿dónde está el problema?

Dura Lex, Sed Lex” (La Ley es dura, pero Ley) Principio general donde se basa el Derecho Romano; expresa claramente que sin importar lo pequeño que una conducta se desvíe de un mandato, al cruzar los límites permitidos, se deberá aplicar la Ley con todo su rigor. Esto deja muy mal parado al Contralor departamental para la fecha del contrato; si la labor de la Contraloría es precisamente el control de los costos de los contratos que se desarrollan con dineros públicos, significa que los miembros de esa entidad, ¿no saben dividir por cuatro? O ¿son tan ineptos que no pueden aplicar una simple formula en Excel? Es tan sencillo cumplir con ese requisito, que solo basta con verificar cuando en un contrato el anticipo rebasa el 25% “La Ley es dura, pero Ley” y de ser así, inmediatamente abrir proceso disciplinario en contra del funcionario responsable de tan magro acto, pero esto nunca ocurrió bajo la administración del Contralor de Antioquia, Dr. John Jairo Córdova Bustamante.

También queda muy mal parado, todo el sistema de Justicia del país. Si a Aníbal Gaviria lo están apenas investigando, por un contrato que se desarrolló en el año 2004, de ser culpable, el Sistema de Justicia de Colombia es tan malo, que permitió que un corrupto terminara ese período en la gobernación (2004-2007), luego permitió que fuera electo alcalde de la segunda ciudad del país (2012-2015) y luego permitirle volver a ser gobernador de Antioquia para el período 2020-2023

Una de las premisas para vivir en sociedad, es el Estado Social de Derecho, el cual, es el encargado de brindar Seguridad y Justicia a todos los habitantes, pero cuando la justicia es tan precaria que alienta a los delincuentes a cometer sus actos; cuando la justicia no es oportuna, solo brinda a aliento a los malhechores; cuando los corruptos saben que pueden terminar sus administraciones sin contratiempos, para luego irse a vivir a paraísos fiscales con el dinero robado de las arcas del erario; solo se crea caos y desesperanza en los habitantes del país, que ven como sus impuestos  sirven para alimentar las ansias de poder y para dar vidas de lujo a los mal llamados servidores públicos.

Por eso se dice a los cuatro vientos “Colombia es un país sin Justicia”  

ÚLTIMAS NOTICIAS