jueves, mayo 13, 2021
InicioMundo(ANÁLISIS) La región más inestable del mundo

(ANÁLISIS) La región más inestable del mundo

Por Carlos Echavarría

Desde el año 2014, en el país de Yemen, se desata una terrible guerra civil, que ha dejado más de 130 mil muertos y una devastación en su territorio de tal magnitud, que el Director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Yemen, Auke Lootsma, en declaración dada al medio de noticias alemán, Deutsche Welle, declaró: “Es en la actualidad, la peor crisis humanitaria en el mundo”, además, debido al grado de destrucción en el cual se encuentra el país y que su economía actual lo cataloga como en el país más pobre de la península arábiga, plantea Lootsman que: “si seguimos así, Yemen será muy difícil de reconstruir. Si otros bienes son destruidos y la gente se vuelva cada vez más pobre, entonces se convertirá en un Estado inviable”.

Una de las causas que hace perdurar el conflicto, radica en la lucha de poderes por el control de la zona, que se da entre los dos colosos árabes, Irán y Arabia Saudita. Los rebeldes Hutíes de tendencia Chiita, atacaron la capital, Sana, expulsando al presidente en el año 2014, lo que dio inicio al conflicto bélico. Los Hutíes son respaldados por el Estado de los Ayatolas al compartir las mismas tendencias religiosas; mientras las fuerzas gubernamentales que controlan varias ciudades del país, están respaldadas por una coalición internacional encabezada por Arabia Saudita de tendencia sunita.

Los más recientes acontecimientos desatados entre este 5 y el 7 de marzo, fue el envío de 16 “drones bomba” por parte de la coalición en contra de los rebeldes Hutíes. Según la agencia de noticias oficiales sauditas, SPA, “…se tenía como objetivo ciudades e instalaciones civiles (…) toma las medidas operativas y necesarias para proteger a los civiles de las instalaciones de carácter civil conforme a la ley internacional y sus normas…”. Mientras que el portavoz militar de los Hutíes, Yahia Sarea, publicó en su cuenta de Twitter: “los rebeldes lanzaron el sábado (6 de marzo), dos drones cargados de explosivos contra la base militar Rey Jaled, cerca de Jamis Mushait, en el suroeste de Arabia Saudí y alcanzaron importantes objetivos”.

El conflicto se intensificó desde el pasado 4 de febrero, cuando el Gobierno de los Estados Unidos al mando del hoy presidente Joseph Biden, sacó de la lista grupos terroristas al movimiento Hutí y éstos inmediatamente se movieron a los alrededores de la ciudad de Marib, bajo el control de la coalición con el fin de tomar a la mayor brevedad posible, el control total del país.

Al ser retirados los Hutíes del listado de grupos terroristas, los rebeldes comprendieron que se les otorgaban el estatus de grupo beligerante y podía retomar acciones bélicas, en contra de las fuerzas del gobierno yemení reconocido internacionalmente; llevando esto a un escalamiento estimado en el lanzamiento de unos 600 aparatos explosivos sin piloto y de 400 misiles por todo el territorio del reino desde la declaración en Washignton.

De no llevarse a cabo un acuerdo entre los participantes, para poner fin al conflicto, Yemen pasaría a engrosar la lista de los Estados Fallidos, donde el hambre y la destrucción es lo único que reina en ese territorio.

ÚLTIMAS NOTICIAS