sábado, marzo 6, 2021
Inicio Medellín Agentes de tránsito se encadenan a las puertas de la alcaldía de...

Agentes de tránsito se encadenan a las puertas de la alcaldía de Medellín en huelga de hambre mientras intentan sacarlos con violencia

Pese a que hace algunos meses los agentes de tránsito de Medellín conocidos también como los azules habían negociado con este alcalde sus propuestas para mejoras laborales y salariales y salariales los constantes incumplimientos nos han llevado a que por segunda vez durante este año vuelvan a encadenarse en huelga de hambre en las puertas de ingreso a el edificio de la alcaldía.

La situación para los agentes es insostenible durante el día sólo toman agua y cada cierto tiempo los organismos humanitarios que los acompañan como la personería que organizaciones de derechos humanos les proveen latas de atún para evitar problemas de salud complejos.

Cuatro días ajustan los agentes en esta nueva ocasión desde que llegaron a pedir reivindicar sus solicitudes las mismas a las que supuestamente se había llegado a un acuerdo pero que la alcaldía de Daniel Quintero ha incumplido haciendo caso omiso al igual que ignora su presencia en las afueras de la Alpujarra.

Y es que el alcalde ni siquiera se ha dignado a ir a visitarlos sino que coge su ascensor hasta el sótano desde el piso dos y evadiendo la realidad de quienes encadenados reclamando sus derechos.

Los agentes de tránsito han recibido la solidaridad de la ciudadanía quienes se acercan para darles voces de aliento y llevarles frazadas y alimentos que no consumen para mantener su huelga de hambre como protesta.

pero esa solidaridad ciudadana contrasta con el mismo trato que los funcionarios y la guardia de seguridad privada de la alcaldía han tenido contra los agentes a quienes han agredido insistentemente y según denuncian enviados por los mismos funcionarios de la alcaldía que laboran al interior del edificio.

Y es que los agentes los intentaron retirar a la fuerza amedrentando los con perros y tratando de despegarlos de su lugar de encadenamiento cuando ejercen su libre derecho a la protesta, en una actitud que vulnera desde todo punto de vista los derechos y la dignidad humana., en un hecho que contradice a la propia administración que ha creado una «Secretaría de la No Violencia», pero que ordena el desalojo con «Violencia» de quienes ejercen su derecho.

Los agentes exigen la protección de la administración contra los abusos de los conductores que los agreden, además de condiciones dignas de su trabajo, el mismo que se hace en las calles a la intemperie con horarios exigentes y en condiciones climáticas a veces extremas. También piden mejoras salariales entre otros puntos a los que «supuestamente» ya habían llegado a acuerdos y que la Alcaldía de Daniel Quintero, les ha incumplido reiteradamente.

Los agentes son atendidos por personal de asistencia humanitaria, voluntarios y funcionarios de la personería; mientras que son acompañados por parte de familiares que les apoyan en sus reclamos y reivindicaciones. Al tiempo, piden el apoyo ciudadano para que cesen los abusos tanto de conductores que los agreden en las calles, como de la administración municipal que los ignora, les incumple y no considera sus necesidades.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS