sábado, julio 31, 2021
InicioColombia98% de la isla de Providencia destruida y devastación en San Andrés...

98% de la isla de Providencia destruida y devastación en San Andrés tras paso del IOTA con categoría 5

Confusas son las informaciones desde las islas colombianas de San Andrés y Providencia, golpeadas esta tarde por la furia el huracán IOTA de categoría 5, siendo la primera vez que una ciclón de esta categoría afecta al país.

Desde muy temprano cuando en la mañana se conoció que la fuerza del huracán había aumentado, las entidades nacionales y locales de atención de desastres, así como la Dirección General Marítima, la Armada Nacional, el Ejército y todo el aparato institucional del Gobierno, se pudo a disposición para atender la emergencia de la cual, desde esa horas, ya se sabía que sería catastrófica, por la cercanía con la que pasaría el ojo del huracán del archipiélago colombiano.

Fue así, como la Dirección General Marítima solo en la mañana, emitió seis reportes y al comienzo de la tarde, minutos antes del paso, dijo en un séptimo comunicado que «El huracán Iota aumenta a categoría 4 de acuerdo a la escala Saffir-Simpson, presentando vientos sostenidos de 121 nudos (225 km/h). Se espera que en las próximas horas el sistema continúe fortaleciéndose.
Actualmente el sistema se encuentra a 68 km al este de las Islas Providencia y Santa Catalina y a 132 km al noreste de la Isla de San Andrés, con una presión mínima de 935 mbar, y se desplaza a una velocidad de 9 nudos (17 km/h) en dirección oeste. De acuerdo con el más reciente informe del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).
Teniendo en cuenta la aproximación del huracán a las Islas de Providencia y Santa Catalina, se presentan lluvias fuertes a muy fuertes con actividad eléctrica, vientos de hasta 65 nudos (120 km/h) con una presión de 989 mbar con tendencia al descenso.
Se espera en las próximas horas condiciones océano – atmosféricas adversas, con vientos huracanados de mayor intensidad y una altura de la ola de hasta 6 m (Mar 6), como consecuencia de la marejada ciclónica generada por este fenómeno, no obstante, se reitera la afectación en todas las áreas del Archipiélago de San Andrés incluyendo las Islas Cay»

A esa hora, el panorama de la isla, todavía alcanzaba a ser reportado por los habitantes:

 

Por su parte, muy temprano y a horas de que ocurriera el evento, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, emitía el reporte situacional número 9, y con él, se detallaba el alistamiento y las acciones que se tenían ya previstas para atender la emergencia y las acciones una vez que pasara el IOTA por el archipiélago. Estas acciones consistían, entre otras, la comunicación permanente con un equipo que fue enviado desde hace varios días para preparar albergues y a la población.

Desde las 7 de la mañana del domingo, el perifoneo en la isla, la evacuación de la población hacia los albergues, fue la prioridad, dotarlos de agua y comida y preparar a la gente para lo que podría significar el paso del IOTA. Lo mismo se hacía en Providencia, la isla que más cercana estaría al ojo del Huracán y que si bien es menos poblada, se trató de salvaguardar a sus habitantes para enfrentar la contingencia. Hasta allá, también viajó un equipo desde Bogotá.

Justo desde esa hora, las noticias no eran alentadoras y las lluvias y vientos ya comenzaban a golpear con fuerza a las islas, mientras la comunicación todavía era permanente, minuto a minuto desde la UNGRD y desde la Dirección Marítima de la Armada Nacional. A esa hora ya se daba a conocer que el huracán alcanzaba categoría 5 y sus vientos superaban los 240 kilómetros por hora

Sobre la media noche de este lunes, ya la Isla de Providencia reportaba que los techos de las casas habían desaparecido. En la isla, la mayoría de construcciones nativas son básicas con techos de zinc, los mismos que volaron fácilmente por los aires y desaparecidos en medio del mar con la fuerza de los vientos y apenas se aproximaba el ojo del huracán que finalmente se calculaba pasaría sobre el medio día.

A las 3:40 de la manaña, las autoridades perdieron comunicación total con el equipo de la isla de Providencia y así quedó registrado en el reporte número 9 emitido a primera hora de la mañana.

Esta mañana sobre las 8 los observatorios de huracanes y hasta la Res Sísmica observaron el huracán y su paso por Providencia cuando el ojo del huracán estaba a solo 65 kilómetros de la isla, sin que se pudiera saber lo que realmente estaba ocurriendo en terreno. Lo que más preocupaba a las autoridades para ese momento, era que colapsara alguno de los albergues en la isla. Para ese momento, los vientos alcanzaban 250 kilómetros por hora y la marea del mar, se elevaba por encima de los 6 metros.

 

Para ese momento, ya desde San Andrés llegaban las primeras imágenes reportadas por los habitantes, de cómo los vientos levantaban los techos de las edificaciones hasta que se perdió la comunicación, situación que se prolongó por 8 horas. En la isla, continúa lloviendo y para mañana se podrá tener un balance sobre los daños. El reporte ya adelanta que la afectación de los techos desaparecidos por los vientos es casi total.

Entre tanto, la preocupación continuaba por desconocer lo que ocurrió en Providencia, pues no se había podido establecer comunicación por ningún medio y con la imposibilidad de enviar botes hasta la isla por el estado del mar.

Entre tanto en Bogotá y Cartagena, las entidades estatales subían a los aviones de la fuerza aérea, toda la ayuda que será enviada en las próximas horas y se reunía a los equipos de quienes ayudarán en la atención y reconstrucción de las islas. Inicialmente fueron embarcados 10 mil kits de alimentos, igual número de kits de aseo, además de toldos, hamacas, sábanas y ayuda médica.

Solo hasta las 6 de la tarde de este lunes, el presidente de la República, Iván Duque, pudo tener comunicación con las autoridades de la Isla. Sin mayores detalles, le fue reportado que por una radio de onda corta, se sostuvo una corta comunicación entre Providencia y San Andrés. En esta comunicación se reportó un muerto y el 98% de la isla afectada en sus estructuras y un albergue colapsado.

Ya en la tarde y restablecida la comunicación, comenzaron a llegar las imágenes del poder devastador del huracán IOTA en la isla de San Andrés. Las imágenes mostraban como los vientos se llevaban los techos, árboles, luminarias, postes y cómo el agua invadía las calles con rocas, palos y ramas. El mar alcanzó a golpear con olas de más de 6 metros de altura y el agua penetraba como si se tratara de un tsunami.

Los veleros fueron arrastrados, los barcos anclados todavía no han sido revisados. Uno de los veleros que fue lanzado a alta mar desde el puerto, fue rescatado por miembros de la armada nacional sobre esta tarde, se trataba de un velero de extranjeros que se quedaron en el barco anclados, pero la fuerza del mar, los lanzó a alta mar. Por fortuna fueron rescatados con vida.

Para el momento más crítico del paso del huracán, San Andrés tenía operativo los albergues, aunque la mayoría de la gente, optó por quedarse en sus casas, muchas de ellas, ya sin techos.

Se espera que en las próximas horas se pueda tener información concreta de lo ocurrido en Providencia. Los aviones de alto vuelo que monitorearon el huracán, dejaban ver la magnintud de lo que comenzó como una tormenta tropical y rápidamente alcanzó su máximo poder justo al paso cercano de Providencia a solo 60 kilómetros. Se espera que mañana se pueda llegar hasta la isla con toda la ayuda posible.

Entre tanto, IOTA continúa su curso y se espera que esta noche alcance las costas de Nicaragua y Honduras.

ÚLTIMAS NOTICIAS